Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

VALENCIA

Correia, el último jugador del 'entorno Mendes' que ficha Lim

Cancelo, André Gomes, Santi Mina y, en menor medida, Bakkali y Rafa Mir, le otorgaron beneficios al Valencia. Abdennour y Aderlan Santos, los fiascos.

Thierry Correia.
Valencia CF

Tras el último viaje de Mateu Alemany a Singapur, el director general admitió un cambio en el modelo de los dos últimos años. El propietario de la entidad, Peter Lim, había decidido “involucrarse más en la planificación del equipo”. En los últimos días del mercado se habló de que el consenso seguía adelante pero Marcelino desveló que desde Singapur no se dio el ok a la llegada de Rafinha en calidad de cedido, procedente del Barcelona.

El caso es que, después de dos años en los que el área deportiva hacía y deshacía prácticamente a su antojo, Peter Lim ha vuelto a meter mano en la plantilla, como había hecho en los tres primeros años de mandato. Y Lim ha vuelto a echar mano de su libreto y, en el último día del periodo de fichajes, se sacó de la manga otro as, Thierry Correia. Otro jugador joven, con talento y progresión de cara a una futura venta y que, aunque no es de la cartera directa de Gestifute (su agencia de representación es Eurofoot), sí ha llegado al Valencia tras el consejo directo de su amigo, Jorge Mendes.

Cuando se conoció la llegada del portugués, enseguida se relacionó con el superagente portugués y la vuelta a las andadas del dueño del Valencia. Pero lo cierto es que, haciendo balance de las inversiones que ha hecho Lim con jugadores del entorno de Mendes, no le ha ido nada mal. De hecho, salvo con las excepciones de Abdennour y Aderlan Santos, ambas en 2015, siempre ha obtenido beneficios a la hora de traspasar jugadores.

Y eso que este verano se le ha truncado el traspaso de Rodrigo al Atlético ya que, de haberse realizado, habría duplicado la inversión de 30 millones que hizo en 2014, unos meses antes incluso de hacerse con el paquete accionarial mayoritario del Valencia.

El caso es que los consejos que le dio Mendes a Lim en 2014 le han supuesto unos beneficios importantes. A expensas de lo que pase con Rodrigo, Lim ya obtuvo ganancias importantes con André Gomes, comprado por 15 millones al Benfica y vendido por 35 más 20 en variables al Barcelona en 2016; y con Cancelo, adquirido también por 15 millones al Benfica y traspasado a la Juventus por 40,4 en 2017. Un año después, Lim pagó la cláusula de Santi Mina al Celta (10 millones). Y este verano se ha incluido en la operación Maxi Gómez, valorándolo por el doble, 20 millones.

En 2015 también llegó Bakkali de la mano de Mendes, gratis, y acabó traspasándose por un millón de euros al Anderlecht. Hasta por Rafa Mir, jugador que estaba en la Academia pero que fichó Jorge Mendes para su cartera, trajo beneficios a la caja, tras ser traspasado al Wolverhampton, equipo entrenado por Nuno y del ámbito de Gestifute, por dos millones

No obstante, de la mano de Mendes llegaron dos de los fiascos más sonados de la historia che. Sobre todo Abdennour que llegó en 2015 por 21,8 millones, no dio rendimiento deportivo y, además, tras varias cesiones, acabó rescindiendo este verano. Para muchos, fue el negocio más ruinoso de la historia del Valencia. Mendes no era su representante pero sí intermedió para su llegada.

Caso similar al de Aderlan Santos que fichó por 9,5 millones procedente del Río Ave y, tras demostrar que apenas tenía nivel para jugar en el Valencia, acabó rescindiendo tras varias cesiones infructuosas en Brasil.

El Atlético podría volver a por Rodrigo en enero

En esta lista de negocios beneficiosos para Peter Lim, aconsejado en su día por Jorge Mendes, habría entrado de pleno Rodrigo Moreno, que tenía un acuerdo con el Atlético por 60 millones de euros. El jugador incluso se despidió de sus compañeros para viajar a Madrid para completar el pertinente reconocimiento médico. Todo estaba pactado entre Peter Lim, Miguel Ángel Gil y Adalberto Moreno (padre y representante de Rodrigo) con la intermediación, por supuesto, de Jorge Mendes. Sin embargo, no se completó el acuerdo al no traspasar el Atlético a Correa pero nadie descarta en el Valencia que el equipo rojiblanco vuelva en enero a por el hispano-brasileño, sobre todo por la insistencia de Simeone, que desea imperiosamente a otro delantero.

Está por ver qué haría Peter Lim si el Atlético llega en el mercado de invierno con los 60 millones que habían pactado en verano. Sería minimizar el nivel del equipo a mitad de temporada aunque habría tiempo para contratar un sustituto. Además de Rodrigo, el Valencia aún tiene en su plantilla a Garay, Guedes y el propio Correia, jugadores del entorno Mendes, por los que puede sacar un rédito en los próximos años.