Competición
  • Clasificación Eurocopa

GIRONA

Montilivi aspira a ser el fortín de la campaña del ascenso

El Girona afronta el domingo, ante el Rayo, el segundo duelo consecutivo en casa. La 2016-17 ya sumaron seis puntos de seis posibles tras vencer a Córdoba y Sevilla Atlético.

Los jugadores del Girona celebran el gol de Stuani al Málaga en Montilivi
Girona

El Girona quiere empezar a subir escalones. El conjunto de Juan Carlos Unzué se quitó un peso de encima la pasada jornada al vencer en casa al Málaga (el primer triunfo de la temporada) y ahora busca hacer de Montilivi un fortín. El domingo disputa el segundo duelo consecutivo como local y los rojiblancos son conscientes de que ante su afición deben mostrarse como un conjunto fiable y competitivo. El objetivo no es otro que lograr el ascenso a final de curso y el espejo en el que quiere mirarse la plantilla actual es en lo realizado la temporada 2016-17, la que se logró subir a Primera por primera vez en la historia de la entidad.

Asegurar los seis puntos es crucial para empezar a meter la cabeza en los puestos altos de la tabla y de ahí que el encuentro ante el Rayo esté marcado en rojo por el vestuario gerundense. Firmar dos victorias consecutivas aún daría más confianza al grupo y se empezaría a marcar territorio. Sin ir más lejos, en la campaña 2016-17 se vivieron en dos ocasiones dos jornadas seguidas en Montilivi y el botín fue, la primera vez, de cuatro puntos al vencer al Numancia (3-0) y empatar contra el Tenerife (1-1). En la segunda, el botín aún fue mayor y es, precisamente, el que persiguen ahora los pupilos de Unzué. Sumaron seis puntos de seis posibles al ganar a Córdoba (2-0) y Sevilla Atlético (2-0). Es cierto que Montilivi ha perdido últimamente el aura de inexpugnable que logró labrarse las últimas campañas en Segunda y la 2017-18 en Primera (la del año pasado fue un desastre), pero quiere renacer. Y el partido ante el Rayo es idóneo para, además de seguir dando muestras a la afición de que son favoritos al ascenso, dar un puñetazo sobre la mesa ante un rival que también aspira a Primera.

Pero no todo han sido buenos resultados en las series de dos partidos seguidos en casa en las últimas campañas porque sin ir más lejos, el curso pasado lo máximo que se obtuvo fue un punto de seis. Y se vivió en el inicio de Liga porque en las dos primeras jornadas empataron contra el Valladolid (0-0) y cayeron contra el Real Madrid (1-4). Contar con dos partidos consecutivos en Montilivi se repitió en la segunda vuelta, pero Espanyol (1-2) y Villarreal (0-1) asaltaron el feudo rojiblanco y empezaron a mostrarle el camino a Segunda. En casa no puede fallar.