MÁLAGA

Málaga: un ridículo que deja el proyecto al borde del caos

El Málaga protagonizó un esperpéntico cierre del mercado. Okazaki tuvo que rescindir su contrato. El jeque vetó la llegada de Simón Moreno y, además, José Rodríguez, Mula e Iván se quedan en la plantilla pero sin ficha. Un ridículo sin precedentes.

Málaga: un ridículo que deja el proyecto al borde del caos
Mariano Pozo Diario AS

Al Thani y el precipicio. No por esperado resultó menos decepcionante el desenlace protagonizado por el Málaga en el mercado. La ineptitud del presidente, su incomprensible forma de dirigir el club y sus insoportables caprichos han colocado a la entidad aún más al borde del precipicio. El verano ha sido un desastre, el Málaga no ha sido capaz de reequilibrar presupuestariamente su plantilla en gran parte por las trabas impuestas por su propio presidente, que se ha pasado el verano cambiando de asesores y que ha boicoteado un sinfín de movimientos de mercado. La rescisión de Okazaki y las tropelías cometidas con José Rodríguez, Mula, Iván Rodríguez y Simón Moreno fueron la culminación de un verano horroroso en el que se han quedado por el camino jugadores con sus acuerdos cerrados (Señé, Stoichkov, Simón Moreno...) y opciones con las que se avanzaron mucho (Lazo, David Rodríguez...). Además, ha impuesto el fichaje de un jugador desconocido (Benkhemassa) al que no quieren ni Caminero ni el entrenador.

El papel de Caminero. El director deportivo es el otro gran señalado del verano. El irresponsable e inviable acuerdo firmado por N'Diaye hace un año y el ridículo que ha hecho el Málaga en el mercado le dejan sin defensa posible. Es cierto que Al Thani ha dinamitado muchas de las operaciones que ha tenido encarriladas, pero no lo es menos que tardó mucho en asumir la verdadera realidad del club (a principios de julio apuntaba a Soldado o Durmisi, entre otros, como posibles fichajes) y que se ha escondido bajo el paraguas del presidente para eludir sus responsabilidades. A esta hora, ni él ni su segundo, Juan Rodríguez, han dado una sola explicación sobre lo sucedido y no hay atisbo de una posible dimisión. Su cuota de culpabilidad en el bochorno del último día es muy alta.

La afición, harta. La afición ha dicho basta y no se ha hecho esperar el aluvión de críticas dirigidas fundamentalmente hacia Al Thani, pero que también apuntan hacia el director deportivo. La Rosaleda amaneció ayer repleta de pintadas, el Fondo Sur 1904 ha convocado una concentración "contra el presidente y la directiva" para el sábado, a las 17:00, en los aledaños del estadio. A su vez, la Asociación de Pequeños Accionistas del Málaga emitió un comunicado mostrando su apoyo a la plantilla y al cuerpo técnico y cargando duramente contra la gestión de la familia Al Thani.

Cara y cruz. Si Okazaki, José Rodríguez, Mula, Iván Rodríguez (la jugarreta que el club ha hecho a los canteranos es de una bajeza moral enorme) y Simón Moreno han sido la cruz del cierre del mercado malaguista, Luis Hernández puso algo de luz rubricando su ampliación de contrato hasta el 30 de junio de 2024 a cambio de una rebaja considerable en su ficha. Esto concede cierto margen salarial al club para acometer el fichaje de algún jugador en paro cobrando una ficha mínima. Juanpi Añor también está próximo a cerrar un acuerdo en términos similares a los de Luis Hernández.

Atentos al mercado. El Málaga intensifica los contactos para incorporar a un portero que esté libre y que cubra las bajas de Munir por sus compromisos internacionales. Raúl Lizoain y Javi Varas son algunos de los nombres que están sobre la mesa. Si el Málaga no cierra a tiempo la incorporación de un cancerbero, Kellyan y Gonzalo se disputarán la portería para el duelo del sábado ante el Almería (18:00). De tener que jugar alguno de los canteranos, el derbi ante los rojiblancos supondría su debut en Segunda.