Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial
Liga Holandesa
EN JUEGO
Heracles Heracles HCL

4

Willem II Willem II WII

1

EN JUEGO
Feyenoord Feyenoord FEY

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Twente Twente TWE

-

FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

6

Waalwijk Waalwijk WAA

2

REAL MADRID

Sólo Pogba podría ser la "bomba" de la que habla Zidane

Medio en broma medio en serio, con una sonrisa en la cara, Zidane habló de una hipotética bomba de última hora en el mercado del Real Madrid

Como lo dijo con una sonrisa en la cara, no se sabe bien si Zidane declaró que "hasta el día 2 puede haber una o dos bombas" en serio, en broma o con ironía. Lo que sí hay que dar por seguro es que, a día de hoy, el Real Madrid, como club, ha dado la plantilla por cerrada. Son 26 jugadores (con Mariano, que no ha encontrado acomodo por su alto sueldo) e incluyendo a Rodrygo y Vinicius, que tendrán ficha con el Castilla para liberar esos dos puestos.

En cuanto a alguna posible incorporación de última hora, la entidad descartó hace un par de días la llegada de Neymar. Pero con el brasileño nunca se puede saber. Las últimas informaciones que llegaron ayer le alejaban otra vez del Barcelona y, muy remotamente, el Madrid podría entrar en esa operación. Siempre, si fuera en unas condiciones muy ventajosas.

De cualquier manera, si Zidane se podía referir a alguna incorporación de relumbrón era inevitablemente a la de Pogba. Sin que el United haya fichado un sustituto es prácticamente imposible. Los acontecimientos de las últimas semanas, los insultos racistas que Pogba sufrió de parte de su propia afición después de fallar un penalti ante el Wolves, y la pintada que le invitaba a salir que fue hecha a la entrada de la ciudad deportiva de Carrington, podían haber propiciado su traspaso. Zidane no pierde la esperanza hasta el último momento, pero la realidad es que, para que el Madrid pudiera haber afrontado esa operación de 170 millones, tenía que haber vendido previamente a Bale y James.