Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

ITALIA

Un nuevo tridente llamado LIA amenaza al Barça

Icardi quiere quedarse en el Inter de Milán y Antonio Conte deberá decidir qué hacer con él. Si opta por alinear al argentino tendría un ataque temible con Lukaku y Alexis.

Tras unos años de fracasos, el Inter de Milán ha vuelto a la Champions League y viene para quedarse. Se ha reforzado con jugadores de gran nivel como Romelu Lukaku, Diego Godín o Alexis Sánchez, volviendo a ilusionar a su público de cara a la presente temporada. De momento no han empezado con mal pie y han ganado su primer partido por 4-0 al Lecce, recién ascendido.

Ese día Antonio Conte, también nuevo refuerzo para el banquillo, escogió un 3-5-2 en el que Lautaro Martínez y Lukaku estaban en punta. Sin embargo no se había conseguido aún la cesión de Alexis y su llegada obligaría al técnico italiano a ajustar el sistema, muy probablemente al 3-4-3, para que el chileno ocupe una banda.

Y el entrenador podría incluso sacar a la delantera que en Italia denominan "LIA", que estaría formada por Lukaku, Icardi y Alexis. Pero el futuro de Icardi sigue siendo bastante incierto, ya que a pesar de que su agente, Wanda Nara, dijo que seguiría al cien por cien en el club del que ha sido capitán, el Inter intenta buscarle una salida tras un año de polémicas extradeportivas.

Es muy difícil que podamos ver ese tridente en ataque, ya que seguramente la plaza de Icardi la ocuparían Lautaro Martínez, Candreva, o Politano, nuevo fichaje para la banda. Si el argentino no sale finalmente, el Inter tendría un ataque temible para asaltar la Serie A y para intentar pasar de grupo en la Champions League, en el que ha quedado encuadrado con Barcelona, Borussia Dortmund y Slavia de Praga. Su próximo partido es el domingo ante el Cagliari como visitantes, aunque no parece claro que Alexis vaya a estar en el once dado que no ha tenido tiempo suficiente de adaptación, por lo que habrá que esperar a ver si Conte decide alinear a su tridente de gala o prefiere sacrificar a Icardi.