REAL VALLADOLID

Ricardo: "Me atrevo a decir que el Valladolid empatará 2-2"

El exportero internacional fue el portero en la última victoria pucelana en el Bernabéu y ha vuelto al club blanquivioleta para dirigir al Juvenil de División de Honor.

Valladolid
0
Ricardo: "Me atrevo a decir que el Valladolid empatará 2-2"
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO

¿Cómo está siendo su regreso al Real Valladolid, en el equipo juvenil?

Estoy muy contento, ilusionado, ya llevamos casi un mes de trabajo y tenemos unos chavales excepcionales y va a ser un año muy bonito. Queremos hacer un buen equipo, un buen grupo, con mucha gente nueva, que va a competir por primera vez en División Honor con Real Madrid, Atlético, etc…

¿Qué siente al haber vuelto a Valladolid?

Está siendo muy bonito, estoy viendo gente que conocía hace 17 años, gente que me reconoce por la calle, me da ánimos y me dicen que están contentos de que haya vuelto y eso me alegra y me satisface.

Usted estuvo cuatro temporadas en el Real Valladolid, empezó no jugando nada y terminó jugándolo todo, lo que le valió para firmar por el Manchester United e ir a la selección…

Si fue un año o cuatro años inolvidables, aquí nació mi hija, culminó con un fichaje por uno de los grandes de Europa, internacional, ir a un Mundial y tener el reconocimiento de una afición.

El Real Valladolid ha ganado tres veces en el Bernabéu, la última en la temporada 1999-2000, en la que usted no jugó mucho, pero sí lo hizo en la victoria ante el Real Madrid… ¿qué recuerda?

Era la última jornada, ganamos 0-1 con un gol de Víctor y fue un partido en el que nosotros ya estábamos tranquilos, pero siempre que vas al Bernabéu vas con muchas ganas y ellos se jugaban entrar en la Champions y nos salió un partido redondo. Aquel encuentro era la prueba para ver si podía suplir a César Sánchez y me salió un partidazo, obtuve una nota muy alta y fue una muestra de lo que posteriormente sería mi actuación en el Valladolid y luego en el fútbol.

¿Cómo vivió aquellos días?

El entrenador era Gregorio Manzano y la noche antes me dijo que iba a jugar. Fue un partido en el que estuvieron atacando mucho con Roberto Carlos y a mí me salía todo. Le paré una falta a Hierro. Fue inolvidable, estaba mi familia, mi mejor amigo, Javier Matallanas, que se casaba y nada más terminar el partido fui a saludar a mi familia en la grada, me cambié y me fui a la boda de mi amigo. Le regalé mi camiseta. Fui inolvidable.

Cuando un portero tiene esos partidos en los que ve que para la primera y la segunda y la tercera… Piensa hoy no me meten ni uno…

Totalmente, y más en un campo como en el Bernabéu. Y te sirve para coger más confianza de cara al futuro. Venía de años difíciles, de no jugar, de pasarlo mal y aquello fue un premio.

Al tener pasado colchonero, ¿se motivaba más?

No, porque yo soy madrileño y admiro al Real Madrid por la historia que tiene y por cómo funciona como club.

¿Cómo fue la celebración de aquella victoria?

Entramos en el vestuario, todos muy contentos, los compañeros me abrazaban porque sabían lo que significaba para mí. Éramos un buen grupo (Caminero, César, Rodrigo, Heinze, Peternac, Eusebio, Marcos, Torres Gómez, Víctor), una piña, habíamos vivido muchas cosas juntos y estábamos muy unidos.

¿Qué posibilidades tiene el Real Valladolid de conseguir la cuarta victoria de su historia en el Bernabéu?

El otro día demostró, (ante el Betis), ser un bloque muy compacto con futbolistas que miran a la portería contraria con rapidez y efectividad. En un campo como este ya está cuajado, llevan tiempo juntos y tienen que hacer un partido como bloque, como hasta ahora, sin cometer errores porque en un campo como el Bernabéu no se perdonan.

¿Es mejor ir al Bernabéu en la jornada 2 que en la 20?

El Real Valladolid tiene mucho que ganar y poco que perder, es un campo donde cuesta mucho ganar y cuanto antes pasen estos campos difíciles, mejor.

¿Se atreve con un resultado?

Me atrevo a decir que el Real Valladolid puede aguantar al Real Madrid y como tenemos mucho gol, me atrevo a decir un 2-2.