Competición
  • Europa League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Europa League
Rennes Rennes REN

-

Celtic Celtic CLT

-

Standard Standard SDL

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

Cluj Cluj CFR

-

Lazio Lazio LAZ

-

Dinamo Kiev Dinamo Kiev DKI

-

Malmö Malmö MAL

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Lugano Lugano LGA

-

LASK LASK

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

APOEL APOEL APO

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Basilea Basilea BSL

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

PSV PSV PSV

-

Sp. Portugal Sp. Portugal SPL

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

Arsenal Arsenal ARS

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

CSKA M. CSKA M. CSM

-

M. United M. United MNU

-

FC Astana FC Astana AST

-

Oporto Oporto OPO

-

Young Boys Young Boys YB

-

Gent Gent GNT

-

Saint-Etienne Saint-Etienne SET

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

Besiktas Besiktas BES

-

Partizán Partizán PTZ

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Roma Roma ROM

-

Basaksehir Basaksehir BAS

-

Rangers Rangers RAN

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Wolves Wolves WVH

-

Braga Braga BRG

-

B. MGladbach B. MGladbach BMO

-

WAC WAC

-

Wolfsburgo Wolfsburgo WOL

-

Oleksandria Oleksandria OLK

-

LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Sportivo Estudiantes Sportivo Estudiantes CSE

-

Barracas Central Barracas Central CAB

-

FINALIZADO
Godoy Cruz Godoy Cruz GOD

0

River Plate River Plate RP

1

Sagan Tosu
1
Vissel Kobe
6
Finalizado

DESPEDIDA DE TORRES

Iniesta homenajeó a Torres con su mejor partido en Japón

El Vissel Kobe goleó al Sagan Tosu en el último partido de Torres como profesional. El Niño intentó marcar en su adiós, pero no fue el día de su equipo.

Andrés Iniesta jugó uno de sus mejores partidos desde que llegó a Japón. Así, con la esencia de su fútbol concentrado, el manchego hizo su particular homenaje a su amigo Fernando Torres. Participó en los tres goles, marcando el segundo de penalti y dando un pase largo medido en el tercero, y se tuvo que marchar antes del descanso por una lesión muscular.

El fútbol lo tiene todo en Japón para ser atractivo. Grandes estadios siempre llenos de aficionados ataviados con la camiseta de su equipo que dan colorido y no paran de cantar y animar todo el partido, equipaciones originales repletas de patrocinadores, futbolistas que a la vista tienen pinta de burlarla. Cuando empieza a rodar el balón, todos están perfectamente colocados, se saben el sistema, pero les falta algo, vamos que los partidos son muy difíciles de ver, por unas cosas o por otras, se hacen bola para el espectador.

Eso sucedió con el último partido como profesional de Fernando Torres, que ni con siete goles, fue un partido atractivo para el aficionado occidental. El Sagan Tosu quería salir de los puestos de descenso y el Vissel Kobe no entrar. No era un amistoso. Ni Iniesta ni Torres quieren descender, claro. El Niño ya logró el año pasado evitar el descenso de su equipo. Cuando decidió marcharse a liga japonesa sabía que no iba a un equipo que luchara por el título, más bien todo lo contario.

Según caían los goles del Vissel Kobe, todo el mundo esperaba un gol de Torres. En la primera mitad apenas le llegaron dos balones. Fue en el segundo tiempo cuando tuvo alguna opción de marcar. Y ganas tenía porque llegó hasta tirar una falta, se la tocaron, y la barrera se le echó encima. El nivel de los árbitros japoneses es lo peor de la liga japonesa, sin ninguna duda. El Sagan Tosu marcó uno porque se lo hizo Vermaelen en propia meta. No era el día del último equipo de Torres.

Con Iniesta lesionado, Villa saltó al campo cuando quedaban diez minutos. El Guaje no marcó, pero sí su equipo que hizo el 1-6 con él en el campo. El Vissel Kobe tiró ocho veces a puerta y marcó 6 goles, el Tosu no tiró ningún vez marcó uno.

El último partido de Torres disputado en el Ekimae Real Estate Stadium de Tosu pasará a la historia por ser el último del delantero de Fuenlabrada. Buscó el gol con ahínco en los últimos minutos. Se fue a su área a buscar el balón en el 85 y la subió al campo contrario. Tenía ganas de marcharse con un gol y no pudo ser. En la despedida del Calderón hizo un doblete, como en su despedida del Atleti en el Metropolitano. Pero el día que se despedía del fútbol no pudo marcar.

Lo mejor del partido fue antes de empezar, cuando Torres saltó al campo con sus tres hijos, todos ataviados con la camiseta roja que diseñó Fernando como homenaje a una elástica del Atlético de los 80. Luego, intentó ganar, intentó marcar. Pero no se puede ganar ni marcar siempre. Hoy empieza una nueva vida para Torres. ¡Que te vaya bonito, Fernando!