Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

VALENCIA

Gameiro: "España me ha enseñado a defender"

El punta del Valencia ha hablado para France Football. "España es mi segundo país. Incluso dudo si quedarme aquí después de mi carrera", declaró.

Gamerio, delantero del Valencia: "España me ha enseñado a defender"
Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa

Kevin Gameiro es uno de los nombres de moda en Mestalla. El pasado sábado fue héroe y villano del encuentro contra la Real Sociedad. El galo se ha consagrado como el delantero y la esperanza del gol en Valencia, se quede o no Rodrigo, y confirmó las expectativas con su gol a los txuri-urdines, velocidad y remate. Sin embargo, falló un penalti decisivo en el tiempo añadido. Un fallo que terminó saliendo caro tras la mano de Coquelin que propició el penalti de Oyarzabal, ya en el minuto 100. El futbolista aparece en el nuevo número con France Football en el que detalla sus sensaciones desde que llegó a España.

La liga española es una competición más técnica y exigente de la Ligue 1, la competición gala peca de permitir demasiado a los delanteros y no hacerles defender demasiado. Este ha sido el cambio que más ha notado Gameiro en sus años en nuestra liga. El punta ché reconoce que España le ha enseñado "a defender". De hecho, recalca que "en todas partes me pidieron que defendiera, no solo en el Atlético", también en el Sevilla y, ahora, en el Valencia. Esto no le pasaba en Francia, donde solo tenía que quedarse arriba y "esperar pases para ir hacia adelante. Era raro que volviera a defender o a buscar pases en el centro del campo". "Al principio no fue fácil, pero si quieres adaptarte, no hay otra opción", reveló.

Gameiro solo tiene buenas palabras para España. El delantero está tan encantado que lo considera su "segundo país" e incluso se está replanteando quedarse "después de mi carrera", junto a su esposa y sus hijos, que estarían encantados. "Hay una calidad de vida excepcional. Vives en la calle todo el año, hay sol, calor… perfecto", explicó.

No solo le gusta la calidad de vida de la capital del Turia, también está muy contento con los fans. El futbolista relató una anécdota con una mujer mayor: "Recuerdo una escena. Estaba con mis padres, caminando por el centro de la ciudad, cuando nos encontramos con una abuela de, al menos, ochenta años. Me cogió del brazo y me acercó a ella. ¡Estaba en shock! Deseaba una foto conmigo. El amor del club local se transmite de abuelos a nietos".

Sigue pensando en el PSG

Todos los años, goles y títulos conseguidos en España no le han hecho olvidar su pasado en la Ligue 1. El delantero pasó por Racing Estrasburgo, club en el que se formó, Lorient y París Saint-Germain. Este último es el club que más le marcó. Mientras hablaba con ello con la revista gala, se le ponían los pelos de punta. El PSG es el equipo al que seguía de pequeño y Marco Simone su ídolo. Desde esa edad él ya lo tenía claro. "Era fanático de Marco Simone. Cuando los fanáticos gritaban su nombre en el Parque de los Príncipes me volvía a mi madre para decirle: ¡Verás, un día gritarán Gameiro!".