FRANCIA

Lyon, Stade Rennais y Nice, únicos equipos con pleno de victorias

Tras dos jornadas disputadas en Francia, tres equipos que se han visto perjudicados en el mercado de fichajes están siendo los mejores de momento.

Lyon, Stade Rennais y Nice, únicos equipos con pleno de victorias
PHILIPPE DESMAZES AFP

Finalizadas las dos primeras jornadas de la Ligue 1, es curioso que el PSG no sea el primer clasificado por primera vez en mucho tiempo. Los parisinos, que perdieron en su segundo encuentro por 2-1 ante el Stade Rennais, no han podido comenzar con pleno de victorias, cosa que únicamente han podido alcanzar tres equipos hasta ahora en Francia.

El primero de esos tres es el Olympique Lyonnais. Tras vender a tres de sus mejores futbolistas, como Nabil Fékir, Ferland Mendy y Tanguy Ndombelé, el equipo trató de hacer un mercado con el objetivo de notarlas lo menos posible. No solo llegó Sylvinho para el banquillo, sino que, con Juninho Pernambucano en la dirección deportiva, se cambió la política de fichajes. Las llegadas de Thiago Mendes, Joachim Andersen o Jeff-Reine Adélaïde, tres de los cuatro fichajes más importantes de la historia del club en cuanto a desembolso monetario se refiere, evidenciaron que el equipo quería dar un paso adelante en sus aspiraciones. Y, tras dos jornadas, hay motivos para ilusionarse.

Sylvinho ha demostrado que, a pesar de estar en su primera experiencia en el banquillo, tiene muchas más variantes que Génésio. El fútbol de posición que practica el brasileño, generando superioridades en cada tercio del campo, ha sido determinante para que el Olympique Lyonnais haya derrotado con contundencia a Mónaco (0-3) y Angers (6-0). El técnico, además, ha conseguido que jugadores como Denayer, Tousart o el propio Memphis, irregulares en la etapa con el técnico anterior, muestren una mejor versión durante los 90 minutos y se vean potenciados por el sistema que utiliza el ex jugador del Barcelona. Dos victorias en dos partidos que provocan el sueño del aficionado medio de la Ligue 1 de verlos hasta final de temporada en la lucha por el título con el PSG.

Por otra parte, el Stade Rennais está obrando una gesta hasta el momento. Tras perder en el mercado a Mexer, Bensebaini, Ben Arfa, Ismaïla Sarr o Benjamin André, cinco titulares la temporada pasada, el comienzo del campeonato no había generado grandes expectativas en los bretones. Sin embargo, Julien Stephan, entrenador que le dio al club un título tras 48 años de sequía, adaptó la limitada plantilla a un sistema que potenciaba al máximo a sus jugadores. Con tres centrales y dos carrileros profundos, el Stade Rennais respondió a las mil maravillas en Montpellier. Ganó 0-1 en un campo complicado y no solo eso, sino que confirmó las buenas sensaciones ante el PSG, remontando el gol inicial de Cavani y demostrando esa hambre competitiva que ha inculcado el técnico a sus futbolistas desde su llegada hace menos de un año. Todavía faltan jugadores por llegar hasta el final del mercado, pero lo que queda claro es que hay pocos proyectos que tengan un patrón tan claro como lo tiene el Rennes.

Uno de los mayores milagros de estas dos jornadas se ha visto en Niza. Patrick Vieira, que con una plantilla muy limitada estuvo a un paso de clasificarse para Europa la temporada pasada, ha repetido el guion, pero con una dificultad aún mayor. El equipo de la Costa Azul vendió en el mercado a Saint-Maximin, su mejor jugador, y todavía no ha traído a un recambio para él. De hecho, el Nice solo ha fichado a Khéphren Thuram en el mercado, un juvenil que no ha llegado para ser titular en el equipo. Sin Saint-Maximin y sin Youcef Attal por lesión, mejor lateral derecho de la pasada Ligue 1, el Nice ha ganado 2-1 al Amiens y 1-2 al Nîmes, y se ha colocado con seis puntos en dos jornadas, algo que parecía imposible de predecir tras el mercado de fichajes que había realizado.

La clave en el fútbol está más allá del talento, y en la Ligue 1 se ha visto que, de momento, los entrenadores se están imponiendo a las estrellas. Porque, Sylvinho, Patrick Vieira y Julien Stephan son entrenadores que han sabido sacar el máximo a sus jugadores, y todo ello sobreponiéndose a la adversidad de perder este verano a varios de sus mejores futbolistas.