Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

VALENCIA

Valencia: la nueva Grada de Animación debutó en Mestalla

El club busca crear un espacio libre para que el aficionado anime. Ante la Real, 900 aficionados de los 1300 acudieron a esa zona.

Valencia: la nueva Grada de Animación debutó en Mestalla
DAVID GONZALEZ

Mestalla abrió sus puertas por primera vez esta temporada ante la Real y lo hizo el día en el que la nueva Grada de Animación se estrenaba tras las modificaciones realizadas por el club. Cerca de 900 aficionados, de los 1300 que tiene, se dieron cita en la esquina sur de Mestalla para animar a su equipo, que finalmente no pudo pasar del empate a uno.

Y si algo pudo quedar patente a lo largo del encuentro, es que lo que va a primar en ese sector desde este curso va a ser la libertad para animar. La entidad ché está tratando de crear de forma prioritaria un espacio y un ambiente en el que todo el aficionado que decida obtener su pase allí pueda apoyar de forma incondicional y sin coacciones.

Y esa libertad no va a ser solo acosta de las amenazas de terceros, sino también del propio club que, como se pudo escuchar el sábado con los tímidos gritos de "Murthy vete ya", no ha impuesto ninguna censura a los cánticos que se realizan. Por lo que esa independencia ya se ha mostrado desde el primer día.

La grada, aún en estado embrionario, se enganchó a cantar con el resto del campo en más de una ocasión. Y aunque todavía está en fase de desarrollo, desde el club esperan que con el tiempo evolucione para poder tener una animación potente y libre a partes iguales.

Los problemas para acceder

Más de 40.000 valencianistas acudieron a Mestalla para ver el debut de su equipo en LaLiga. No obstante, muchos aficionados entraron con el partido ya iniciado debido a un cúmulo de circunstancias que provocaron que se originaran colas para entrar al estadio.

Esta suma de problemas se dio por tres partes. La primera es que pese a ser el día del partido, varios seguidores todavía no habían retirado su pase de las taquillas. La segunda, que algunos abonados habían tenido problemas con la domiciliación bancaria y también tuvieron que acudir a las taquillas.

La tercera parte fue que ciertos tornos presentaron problemas informáticos para leer el código de los abonos, por lo que los aficionados afectados tuvieron que obtener una entrada para poder originar al campo, lo que generó más colas.

Desde el club han insistido a lo largo del verano en que los abonados retiraran sus pases de temporada en los días previos al partido, precisamente para que no pasara lo que sucedió el sábado, que un imprevisto como fue el problema informático supusiera tanta controversia.