RFEF-LALIGA

Roures: "Si no se juega los lunes y los viernes los operadores podrían pagar un 30% menos"

El presidente de Mediapro compareció como testigo en la vista judicial del Caso Horarios. "Cambiar las normas en pleno partido nos hace perder credibilidad como deporte y como marca España", asegura.

Jaume Roures, presidente de Mediapro, entrando al juicio RFEF-LaLiga
PEPE ANDRES DIARIO AS

El actual presidente de Mediapro, Jaume Roures, compareció como testigo en la vista judicial que enfrenta a LaLiga y a la Real Federación Española de Fútbol respecto a las medidas cautelares sobre los nuevos horarios que impuso la Jueza Única de Competición, que prohibió disputar partidos de Primera y Segunda División los viernes y los lunes. Más allá de la cuestión principal a tratar, Roures ha dejado declaraciones interesantes.

Polémica: "No acabo de entender la polémica que se ha generado ahora. Todo porque se quiere jugar LaLiga en lunes y viernes, pero igual que se quiere jugar en lunes y viernes, ya hay partidos los martes, miércoles y jueves de LaLiga, de Champions o de Europa League, y se entiende como algo normal".

Distribución de los partidos: "Normalmente eran los clubes los que decidían los horarios, a partir de 2006 los pasamos a poner nosotros (Mediapro). Fue ahí cuando decidimos poner los maratones de fútbol. Para establecer los calendarios lógicamente también dependemos de los partidos de ámbito internacional. Antes no se pagaba para llegar a acuerdos entre LaLiga y la Federación como ahora, era más a voluntad de los clubes. El Real Decreto de 2015 y volver a la centralización en la comercialización de los partidos fue muy positivo para la marca España y para el fútbol español".

Cómo podrían afectar las medidas cautelares: "Lógicamente los días que hay partido afecta a la comercialización del fútbol doméstico e internacional. Por ejemplo, si jugamos un viernes en el mundo árabe lo verá más gente al ser día de fiesta. Si no se aprueban las medidas cautelares perderíamos mercado, dinero y credibilidad".

Lo positivo de jugar viernes y lunes: "Nosotros competimos contra otros mercados de ocio que no tienen que ver con el fútbol. Que haya partidos los cuatro días (viernes, sábado, domingo y lunes) permite equiparar la audiencia de los bares con la de los hogares. De esa forma crecemos los operadores y el fútbol español. Además, que se juegue los lunes o viernes es bueno para fidelizar a los aficionados, porque el aficionado no es solo el que va al estadio, es también el que ve el fútbol desde la televisión".

Derechos internacionales de LaLiga: "En el ámbito internacional ha afectado mucho el hecho de cambiar las normas del juego en pleno partido. Es algo que no se puede hacer porque no es serio y perdemos toda la credibilidad como deporte y como marca España. Si no hubiese fútbol los viernes y los lunes calculo que los operadores podrían pagar un 30% menos de lo negociado".