Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

BARCELONA

El Barça se vuelve a preocupar por los laterales

Después de fichajes fallidos como Douglas (2014) o Aleix (2015), prueba en la derecha con Semedo y Wague. Alba, que nunca ha sentido competencia desde 2012 pese a Adriano, Mathieu o Digne, será apretado por Junior.

Después de dejarlos algo despreocupados en los últimos tiempos, el Barça ha vuelto a mirar a los laterales este verano. En la derecha ha cambiado su estrategia. Ha prescindido de Sergi Roberto, comodín que llevaba actuando desde la temporada 2016-17 ahí,y ha cerrado la posición con Nelson Semedo y Moussa Wague, dos laterales específicos. En la izquierda, ha decidido aumentar la competencia con Jordi Alba, que desde que llegó en 2012 fue fulminando a sus rivales en la posición hasta tal punto que el Barça terminó por no fichar lateral izquierdo. Adriano (2012-2016), Mathieu (2014-2017) y luego Lucas Digne (2016-18) sucumbieron al de l'Hospitalet, que la temporada pasada no tuvo ni siquiera recambio en el lateral al no dar el paso Miranda.

Empieza el Barça también a mirar al futuro. Aunque Alba (30 años) y sobre todo Semedo (25) todavía tienen carrera por delante, Wague y Junior son dos buenos planes de futuro si funcionan porque el senegalés todavía no ha cumplido los 21 años y el dominicano criado en Málaga alcanza los 23 años este mes de agosto. El africano es una incógnita aún, pero el ex jugador del Betis ha demostrado con más de 40 partidos en temporada y media en Primera, con goles y asistencias, y en la reciente Eurocopa Sub-21, que está ya para competir al más alto nivel.

El Barça vivió tranquilo en los laterales durante años gracias a la terrible trayectoria de Daniel Alves en la banda derecha y a la estabilidad que ofrecieron Abidal y luego Alba en la izquierda. El relevo de Alves, sin embargo, tuvo dos pinchazos. El de Douglas se comenta por sí mismo. Más doloroso fue el de Aleix Vidal, un empeño de Luis Enrique que costó 18 millones de euros más cuatro en variables para descubrir en un par de partidos que no podía jugar de lateral. Hubo que ir a Lisboa a por Semedo y su pareja con Sergi Roberto ha cumplido pero los partidos grandes en Europa le han superado en algunos momentos. Ahora se pretende que Wague sea un impulso. Alba, mientras, nunca llegó a sentir realmente amenazado su puesto. Adriano ya empezaba la cuesta abajo, Mathieu no era un lateral específico para el Barça y Digne cumplió pero no le molestó. No puede decirse que se haya relajado porque ha firmado temporadas con grandes números, pero el Barça ha querido evitar que se acomode después de su renovación hasta 2024. Bartomeu ha vuelto a mirar a los laterales este verano.