Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

REAL SOCIEDAD

La afición pide a Oyarzabal que se quede en la Real

El eibarrés, extramotivado para demostrar que nunca ha querido marcharse, recibió el apoyo de su afición en el amistoso contra el Alavés.

La afición pide a Oyarzabal que se quede en la Real
AMAIA ZABALO DIARIO AS

Mikel Oyarzabal ya sabe que la afición de la Real Sociedad no quiere que se marche al Manchester City. Lo comprobó en sus propias carnes en el partido amistoso contra el Alavés en Zubieta. Allí los seguidores realistas, los más de 4.000 que llenaron las gradas del campo principal de las instalaciones de entrenamiento de la entidad realista, no pararon de pedirle que no se marchara de la Real. “¡Mikel, quédate!”, le gritaron cuando saltó al césped de Zubieta antes del amistoso. 

Fue sólo el principio, porque a partir de ahí, el jugador eibarrés no paró de recibir el apoyo y el cariño de la afición txuri-urdin. Los aplausos no cesaron en toda la tarde. Cuando salió a realizar ejercicios de calentamiento antes de salir a jugar también le gritaron que se quedara. Y no fueron gritos aislados, sino los gritos fueron unánimes. La afición quiere que se quede. También fue el jugador más aplaudido cuando saltó al terreno de juego en el momento del cambio múltiple de Imanol Alguacil. Fue el último en entrar al campo y fue el que recibió más aplausos por parte de la grada. Los seguidores le miman y le quieren hacer saber que como en la Real no va a estar en ningún sitio.

Oyarzabal salió a jugar, eso sí, enrabietado y extramotivado, con la firme intención de demostrar a todo el mundo que en ningún momento ha tenido la intención de dejar la Real Sociedad este verano. A pesar de los cantos sirena que no han parado de llamar a su puerta. Y pese al fuerte interés del Manchester City, que estaba dispuesto a pagar su cláusula de rescisión si, ante la salida de Leroy Sané al Bayern Munich, decidía fichar un sustituto. Pero el eibarrés ha tenido en todo momento claro que quería seguir en la Real, liderar un proyecto ambicioso, seguir creciendo en casa, cogiendo más peso en la plantilla, y disfrutar de la herencia que le dejó Xabi Prieto con el número ‘10’. 

No ha llegado a recibir una oferta en firme del City, porque sólo fue un primer contacto muy breve, pero en tal caso, lo más probable es que se encuentre con una negativa. Al menos este verano, porque su decisión es firme. Y el hecho de que haya quien diera por hecho que había aceptado una oferta del City para marcharse de la Real le enrabietó de tal manera que quería demostrar que su compromiso sigue intacto. Oyarzabal se quiere quedar. Y siente el cariño de la afición, algo que volvió a notar el miércoles contra el Alavés. Nadie sabe qué ocurrirá en el futuro, pero de momento transmite tranquilidad, porque si pasará algo siempre iría de frente con la Real y se lo comunicaría. Y eso no ha ocurrido. Y tras el susto inicial, no se espera que pase este verano.