Competición
  • Clasificación Eurocopa

AUDI CUP | REAL MADRID - FENERBAHÇE

El Real Madrid se topa hoy con un oasis: el Fenerbahçe turco

El equipo de Zidane se enfrenta a un rival ideal para recuperar el pulso (18:00, RMTV/TeleMadrid/CMM). Habrá muchas rotaciones.

Hoy Kubo formará previsiblemente parte del once inicial para dar descanso a sus compañeros.
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Da la sensación de que el Real Madrid se quedó atrapado en el 26 de mayo de 2018, que murió de éxito al cerrar aquella noche en Kiev el ciclo glorioso de las tres Champions seguidas, de las cuatro de cinco. Desde entonces las buenas noticias han sido minoría y los disgustos han llegado por arrobas. Ahora hasta una pretemporada remueve sus cimientos, zarandeado como ha sido por Bayern, Atleti y Tottenham, y sólo salvando el tipo ante el Arsenal. El global, 6-13 en goles a favor y en contra, abre el debate: ¿faltan ganas, falta fútbol o falta de todo?

Ayer, contra los de Pochettino, el Madrid volvió a demostrar que se presenta a los partidos como perdido. "¿Es aquí el curso de improvisación?", parece musitar. Y, cuando se da cuenta de que sí, es tarde y no sabe qué hacer. De eso se aprovechó el Tottenham, mucho más cuajado y animado, que quizá le evitó otro sonrojo hoy frente a un Bayern en modo apisonadora. En la segunda semifinal (6-1), Kovac le mandó a Zidane un salvavidas, un Fenerbahçe tan cándido como poco hecho de momento.

Los turcos, sextos en la última Superliga, se llevaron la paliza de la que unas horas antes había salvado Keylor al Madrid. Pero tal es la situación en el Madrid que ahora ese abultado resultado de los alemanes ante los turcos pone en un compromiso a los blancos: no quedaría nada bien si no saca el partido con mucha solvencia ante el Fenerbahçe (18:00, RMTV/TeleMadrid/CMM).

Zidane está obligado, además, a poner un once que dista mucho de ser el de gala. No conviene a estas alturas cargar de minutos las piernas de los futbolistas y ayer, muchos de sus primeros espadas, los tuvieron. Será momento por tanto para que tengan más opciones los Kubo y compañía que, aun brillando, han tenido menos oportunidades en los cuatro partidos que el equipo blanco ha jugado este verano.