Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

FRANCIA

El PSG sigue vendiendo

El club de la capital francesa continúa traspasando a sus jóvenes talentos para sanear sus cuentas de cara al Fair Play Financiero.

El jugador francés del PSG, Stanley Nsoki, durante un partido.
Thananuwat Srirasant Getty Images for ICC

El PSG continúa aligerando su plantilla para asegurarse de que cumplirá con los límites impuestos por el Fair Play Financiero. Desde hace meses tiene la intención de vender a todos aquellos jugadores que no sean imprescindibles para conseguir dinero y no tener problemas a la hora de abarcar los sueldos sin financiación externa.

No ha importado que se trate de futbolistas jóvenes que pudieran tener futuro en el equipo francés, ya que el objetivo del equipo es conseguir la Champions League a corto plazo. Quiere ganar con las estrellas que tiene ahora (Mbappé, Cavani, Neymar...) y no con las que tendrá. Se lo ha jugado todo a una carta haciendo pequeños retoques como los fichajes de Diallo, Sarabia, Bulka, Ander Herrera o Bakker, a costa de vender a futbolistas como Lo Celso (22 millones), Diaby (15), Nkunku (13), Krychowiak (12), Weah (10). Salvo el centrocampista polaco, ninguno de los traspasados superaba los 23 años, aunque a esas bajas habría que añadirle las de Buffon, Rabiot y Alves, que se han marchado sin dejar un euro en las arcas aunque dejando un hueco importante para salarios en caso de un nuevo fichaje.

Pero el PSG continúa vendiendo a esos jóvenes talentos y si Nkunku (21 años), Diaby (19 años) y Weah (18 años) habían sido de los primeros en salir, ahora le ha tocado el turno a Stanley Nsoki. Según Le Parisien, el lateral izquierdo, que también puede jugar como central, está a un paso de firmar por el Newcastle, ya sin Rafa Benítez como entrenador. El futbolista de 20 años participó en la Ligue 1 a principios de la temporada pasada, pero poco a poco fue perdiendo peso en el equipo. Ahora se marcharía a la Premier League a cambio de 11 millones de euros, a pesar de que en principio pedían 15 millones. A pesar de la rebaja, el PSG se guardaría un 20% de una futura venta.

Hasta el momento, el PSG ha gastado este verano 50 millones de euros repartidos entre los 32 de Diallo (Borussia Dortmund) y los 18 de Sarabia (Sevilla), mientras que ha ingresado 72 millones, a los que se sumaría la venta de Nsoki. De esta forma, el club parisino continúa saneando sus cuentas a la vez que podría estar hipotecando su futuro deportivo.