INGLATERRA

Eric Bailly: otra lesión con Maguire en el horizonte

El central costamarfileño acumula varias lesiones de gravedad desde que fichó y se perdió la Copa África. Ha jugado 74 de 172 partidos posibles en todas las competiciones.

Eric Bailly se lamenta de su lesión en el partido con el Manchester United.
Will Russell Getty Images

Eric Bailly fue el primer fichaje de Mourinho nada más aterrizar en Manchester. El entrenador portugués consideraba que al conjunto de los red devils necesitaba un refuerzo y pensó en el central de solo 22 años que destacó en su primera temporada en el Villarreal después de pasar por el Espanyol.

El United pagó 38 millones de euros por el joven central que tres temporadas después no ha conseguido consolidarse por culpa de las lesiones. Desde su llegada, acumula cinco que le han hecho perderse un gran número de partidos por estar de baja. En total, ha jugado 74 encuentros de 172 posibles entre todas las competiciones (Premier League, Champions, Europa League, Supercopas y Copas). 

Esta temporada pasada estuvo prácticamente inédito jugando apenas 12 partidos de Premier League. Una lesión contra el Chelsea en abril le privó del tramo final de temporada y de poder jugar la Copa África con Costa de Marfil y esta esperaba volver más fuerte pero su rodilla acabó dañada en esta pretemporada. "No pinta nada bien" explicó Solskjaer en la rueda de prensa. El United aún no ha publicado parte médico.

La lesión llega en el peor momento para Bailly. El africano abandonó el estadio cojeando y se someterá a pruebas en Manchester, justo cuando Harry Maguire está cerca de anunciarse como nuevo fichaje en los próximos días por una cifra récord.

El United juntará si finalmente contrata al inglés una excelente nómina de centrales cuyo rendimiento ha estado algo alejado del óptimo. Lindelöf está volviendo a su mejor nivel en este inicio y podría compartir defensa titular con el inglés. Phil Jones, Smalling, Rojo y el joven Tuanzebe son las otras opciones que tiene Ole para la defensa. A Bailly le toca volver a pelear.