ESPANYOL

El central Bernardo llega cedido con una opción de compra

El defensa colombiano llega procedente del Girona. Es la primera incorporación del Espanyol de David Gallego. Viene como sustituto de Óscar Duarte.

Bernardo Espinosa
RCDE

Era un secreto a voces y al fin se oficializó: Bernardo será jugador del Espanyol esta temporada. El central colombiano llega cedido procedente del Girona, un club que, a raíz del descenso, se ha visto obligado a desprenderse del futbolista. Y no solo por su ficha, asumible aunque cara en Segunda, sino porque una cláusula en su contrato establecía que, en caso de descenso, Bernardo debía salir a un equipo de Primera. El Espanyol, además, se reserva una cláusula de compra del futbolista que puede ejecutar a final de temporada.

"Estoy ilusionado, es un club grande e importante. No podía dejar escapar esta oportunidad y me siento un privilegiado de llegar a un momento tan bonito. Nos ilusionaremos desde el comienzo. En España encontré regularidad y llegó en uno de los mejores momentos deportivos de mi carrera. Quiero aportar mi experiencia, creo que soy un profesional mentalizado y soy un central expeditivo y contundente, más de posición", comentó el jugador a los canales del club.

La incorporación del jugador colombiano era una prioridad para la dirección deportiva, consciente de que era una buena oportunidad de mercado. No solo porque no han de asumir coste alguno en el traspaso, sino porque las características del futbolista encajan perfectamente con lo que está buscando el Espanyol. Bernardo es un futbolista con una amplia experiencia en Primera (ha disputado 107 partidos) y conoce perfectamente el fútbol español (117 encuentros jugados más en Segunda y 10 de Copa). Además, sus características meramente futbolísticas también encajan: es un central que destaca por su poderío aéreo (pese a no ser un gran goleador) y tiene una salida de balón correcta. Lo que gusta, y mucho, en los despachos de Cornellà es su actitud: Bernardo destaca por una exquisita profesionalidad.

La llegada de Bernardo a la disciplina espanyolista será la primera, pero no la última que pueda experimentar la parcela defensiva. El lateral derecho, con Javi López y Pipa, es seguramente el área de la defensa que más urge reforzar, pero todo depende del futuro de Mario Hermoso. Si el futbolista acaba marchándose al Atlético de Madrid (o a cualquier otro club) el Espanyol buscará un sustituto de garantías. Y ese no es Bernardo. No por sus cualidades, sino porque él viene a ocupar el hueco que ha dejado Óscar Duarte en la plantilla tras tres años vistiendo de blanquiazul. De hecho, desde la dirección deportiva se considera que el de Bernardo es un fichaje que mejora y aumenta el nivel de la plantilla, pues se considera que es mejor que Óscar Duarte. Y no es un menosprecio al jugador costarricense, que de hecho fue el primer fichaje de la era Chen, sino un reconocimiento a Bernardo. Duarte, en realidad, ha demostrado siempre una profesionalidad y un compromiso fuera de toda duda, siendo un futbolista que desde el primer día fue muy apreciado por sus compañeros. Con la llegada de Bernardo, y si se queda Hermoso, el Espanyol tendría cinco centrales pues hay que sumarle a Naldo, David López y Lluís.