Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
  • Copa Argentina
Euroliga
CSKA CSK

-

Fenerbahce FNB

-

Estrella Roja RED

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Final ATP World Tour
daniil_medvedev Daniil Medvedev Daniil Medvedev
-
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-
Copa Argentina
FINALIZADO
River Plate River Plate RP

2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

0

QUÉ FUE DE...

¿Qué fue del Toro Aquino? El delantero que el Betis fichó por 5 millones de pesetas...

Fue Pichichi de Segunda en dos ocasiones (Mérida y Betis). Pasó por el Albacete y Rayo. Es leyenda en el Real Murcia. Repasamos su carrera con él en AS.

¿Qué fue del Toro Aquino? El delantero que el Betis fichó por
5 millones de pesetas...

Daniel Toribio Aquino Antúnez. 54 años. Otro de los cromos míticos de los 90. Jugó con el Betis, Rayo y Albacete en Primera. Un ariete con una zurda exquisita que labró su fama con muchos goles en Segunda División (dos Pichichis). Imagínense ahora el chollo que sería pagar 30.000 euros por el máximo goleador de LaLiga 1|2|3. Eso fue lo que le costó al Betis (5 millones de pesetas) cuando le contrató después de marcar 19 goles con el Mérida en Segunda División, tras una temporada en Primera sin éxito en el Albacete de Floro y tres campañas con el Real Murcia en Segunda.

El argentino, nacido en Chajarí, es más conocido como el ‘Toro Aquino’ porque cuando estaba en activo (en la época en la que siempre aparecía barro sobre la línea de gol cuando llovía) sobresalía por su potencia física. Una fuerza natural. No como el recurrente patrón de futbolista actual, que curte su cuerpo con horas de gimnasio y sentadillas con barra olímpica diarias. Aterrizó en España después de cuatro años en el Atlético Banfield, también de colores verdiblancos como el Betis, uno de los equipos donde dejó huella. En 1988 participó en la Copa Oro de Australia a las órdenes de Bilardo. En ese equipo estaban Ruggeri, Simeone, Dertycia…

Ascendió con el Betis a Primera siendo el Pichichi del equipo con 26 dianas (93-94). Era aquel Betis de Serra Ferrer. Al año siguiente se destapó Carlos Cuéllar (14 goles) en Primera y el Betis se clasificó para la Copa de la UEFA finalizando la Liga en tercera posición. Aquino sólo marcó siete goles y salió por la puerta de atrás destino Vallecas. Con el rayo en Primera anotó 14 tantos, por delante de los 10 de Guilherme y los seis de Onésimo. Recordado por un golazo al Barça de Cruyff, con un zapatazo a la escuadra de Busquets en la jornada 25 de Liga (4-02-1996) y que finalizó 1-1. Después pasó por el Albacete en Segunda y con el Real Murcia en Segunda División B. Se retiró en 2002 en Las Palas tras una temporada previa en el Lorca. Recordamos en AS su figura y su vida actual…

¿Cómo le va la vida al Toro Aquino?
Vivo en Murcia. Ahora mismo no estoy entrenando. Lo último que hice como entrenador fue en el Zakynthos griego, en Segunda (2015). Estuve antes entrenando a juveniles y equipos de aquí en Murcia. Pero desde entonces no sale nada. Yo quiero entrenar, pero…

Es más difícil encontrar equipo como entrenador que como jugador…
Sí, es más difícil porque entrenadores son menos. Hay de todo. Yo sigo en una fase de seguir aprendiendo.

¿Y cómo se comunicaba en Grecia?
A través de un intérprete. Y lo poco de griego que aprendí (risas). Al principio tenía un preparador físico que hablaba muy bien español.

¿Por qué no funcionó la aventura?
Bueno, el fútbol griego es un poco complicado, era Segunda División, impagos… En fin. Pero creo que hicimos una buena temporada.

¿Ahora se ven más jugadores fuertes y con potencia como la tenía usted?
El fútbol ha cambiado mucho y el jugador llega mucho más preparado. Tiene más dedicación. En mi época no tanto. Hoy me alegro por esos avances que disfrutan los chicos.

¿Qué recuerdos guarda de su época de futbolista?
Muy buenos. Por todos los clubes guardo un gran recuerdo. En el Betis pasé una época buenísima, con el ascenso y luego la clasificación para Europa. En Murcia me recuerdan con mucho cariño porque soy el máximo goleador histórico del club. Luego el Albacete del Queso Mecánico…

Explique a los ‘millenials’ qué equipo era el Queso Mecánico…
Un espectáculo. Un equipo muy joven que desde Segunda B alcanzó la Primera División. Gente espectacular. Yo tuve la fortuna de incorporarme en Primera. Allí estaban Catali, Geli, Paradas, Corbalán, Zalazar, Manolo…

¿Y cómo era Benito Floro?
Un entrenador muy recto para sus cosas.

¿Y del Murcia qué me dice?
Aquí hago mi vida, tengo mi gente, nacieron mis hijos… Fue el primer equipo donde jugué en España…

¿Le reconocen por la calle aún?
Bueno, cada vez menos. Me reconocen, pero de 30 años para arriba como mínimo (risas)

 ¿Y del Betis y de Serra Ferrer?
Recuerdos fantásticos, con grandes jugadores como Cuellar, Gordillo, Roberto Ríos… Era un equipo muy unido para competir. La última temporada. Ángel Cuéllar. Gordillo. Roberto Ríos.

¿Por qué le conquistó España? ¿Nunca tuvo el pensamiento de volverse a Chajarí?
Aquí nacieron mis hijos, está mi forma de vivir, mi carrera fue bien…

¿Cuál es su libreto como entrenador?
Me gusta la disciplina. El trabajo, ser constante, profesionalidad y jugar al fútbol.

Eso es muy bonito, pero defínase un poco más. ¿Menottista o bilardista?
Mire, con Menotti no tuve la suerte de jugar, pero sí con gente de su filosofía. Tuve a Cappa en Banfield, muy del estilo. Y justamente en aquella época fui convocado con Argentina con Bilardo. Ángel me decía: “Debes tener un lío importante en la cabeza con lo que te decimos cada uno” (risas).

Por cierto, de la Copa América mejor ni hablamos...
Mejor que no (risas). Al final no tenemos suerte en los momentos clave, pero sigo estando muy orgulloso de mi selección.

Se sigue sin mojar con su forma de entender el fútbol. Imagine que esta entrevista la está leyendo en la playa un presidente de algún equipo de Segunda B o Tercera que aún no tenga entrenador…
(Risas) Es muy difícil pensar en una forma fija de entender el fútbol. Tienes que tener una planificación y una manera de jugar en función del equipo que puedas tener. No soy un entrenador de atarme a unos ideales determinados. Para hablar de tu forma de entender el fútbol tienes que ver el equipo que te dan.

¿Cuál fue su mejor entrenador?
De todos aprendes un poco. Mire, con Marquitos Alonso en el reayo aprendí muchísimo tras un año fantástico… No sé. Tuve a muchos entrenadores…

¿Hubiera ganado más dinero hoy en día el Toro Aquino?
Nunca se sabe. El fútbol como en la vida depende del momento.

 ¿Y a su hijo mayor cómo le va? Fue subcampeón del mundo en la Sub-17 con España, pasó por el Murcia, Valladolid, Oviedo, Atlético, B, Racing, Larnaka…
Ahora acaba de firmar por el Piast Gliwice. Va a disputar la previa de la Champions. Este año no he podido ir a verle a Chipre, donde había muchos españoles. A ver si este año tiene suerte.