MUNDIAL FRANCIA (F)

Siete jugadoras de Estados Unidos afrontan su tercera final

Alex Morgan, Megan Rapinoe, Tobin Heath, Becky Sauerbrunn, Ali Krieger, Carli Lloyd y Kelley O'Hara afronta su tercera final del Mundial consecutiva, de momento, ganaron una

Lyon
0
Alex Morgan afrontará su tercera final seguida.
FRANCK FIFE AFP

Estados Unidos es el único equipo en al historia de los Mundiales que ha disputado tres finales de la Copa del Mundo consecutivas. Nunca antes ninguna selección había demostrado esta superioridad en dos periodos. Ocho años de dominio que tiene a siete futbolsitas en común: Alex Morgan, Megan Rapinoe, Tobin Heath, Becky Sauerbrunn, Ali Krieger, Carli Lloyd y Kelley O'Hara. Ellas son las únicas futbolistas de la historia en estar en tres finales de un Mundial, ya se masculino o femenino, y además lo harán de forma consecutiva.

En 2011, Estados Unidos volvía a meterse en la final de un Mundial tras dos ediciones de ausencia entre las dos primeras. Desde 1999, las americanas no accedían a la gran fina. Dos Copas del Mundo en las que cayeron en semifinales. Carli Lloyd, Ali Krieger y Megan Rapinoe fueron titulares en ese partido, mientras que desde el banquillo salieron Alex Morgan (en el descanso) y Tobin Heath. O'Hara y Sauerbrunn se quedaron sin participar. Alex Morgan marcó para adelantar a su equipo, pero Japón logró el empate en un partido que terminó con tablas (2-2). Desde el punto de penalti fueron las niponas las que levantaron el trofeo tras errores en los lanzamientos de Lloyd y Heath. A Estados Unidos se les resistía el título.

Las siete jugadoras que repiten celebran el título de 2015.

Cuatro años más tarde, en 2015, las americanas volvieron a llegar a la gran final y de nuevo contra Japón. Querían la revancha, la venganza y salieron a por todas con Sauerbrunn, Krieger, Lloyd, Morga, Rapinoe y Heath en el once inicial. O'Hara salió en el 61' para sustituir a Rapinoe y Carli Lloyd se conviritó en al gran protagonista del partido. En 16 minutos, Estados Unidos ya ganaba 4-0 con hat-trick de la capitana. Heth cerró la manita para acabar levantando la Copa del Mundo por 5-2. Cuatro años después, las siete volverán a estar en una gran final, aunque no todas jugarán de inicio. Morgan, Heath, O'Hara y Sauerbrunn parecen intocables, Rapinoe llega tocada y habrá que ver si puede participar, Carli Lloyd suele ser un cambio habitual para Jill Ellis y Krieger prácticamente no ha participado salvo el partido de las rotaciones. Las americanas quieren levantar su segundo Mundial seguido en su tercera final, seguramente la última para esta generación de estadounidenses que han dominado el fútbol femenino durante los últimos tres Mundiales...