VALENCIA

Murillo, sin plaza para Marcelino, está citado el lunes en Valencia

El Valencia, como sabe Murillo y su representante, le busca destino en el mercado un año después de pagar 12 millones de euros al Inter de Milan por sus servicios.

Marcelino y Murillo el verano pasado.
David González DIARIO AS

El futuro de Jeison Murillo es hoy una incógnita. El Barcelona no ejerció, ni se planteó, la opción de compra que se firmó cuando la cesión en enero, y Murillo es de nuevo futbolista del Valencia a todos los efectos. Murillo, que en su periplo por Barcelona solo jugó cuatro partidos (292’), siete menos del que fuera su sustituto en el Valencia, Facundo Roncaglia (931’), tiene contrato con la entidad de Mestalla hasta 2022. Pero no cuenta para Marcelino.

Murillo, pese a que no entra en los planes del técnico asturiano, está citado por el Valencia para iniciar la pretemporada. El equipo empieza el trabajo el próximo lunes día 8 (pruebas médicas) y el reencuentro entre Marcelino y Murillo se produciría el miércoles 10, día en el que está previsto que el equipo realice su primer entrenamiento de campo.

El club, Mateu Alemany y Pablo Longoria, saben que Murillo no tiene cabida en la plantilla del Valencia de la próxima temporada. Ello también lo sabe el central y su representante. Pero el Valencia, que pagó el curso pasado 12 millones de euros por el central de Cali, sabe que Murillo tiene aún cartel en el mercado, aunque a día de hoy no ha llegado oferta en firme por él. Por ello Murillo estará el lunes en Paterna (salvo que en los próximos días se avance en su posible salida), porque prolongarle las vacaciones le restaría más valor.

El Valencia pagó hace un año 12 millones al Inter por Murillo

El club de Mestalla, a diferencia por ejemplo de Aymen Abdennour, con el que se tratará de llegar a un acuerdo previo para evitar que aparezca por la Ciudad Deportiva Paterna, o en su día del portugués Aderlan Santos, al que se le invitó a alargar sus vacaciones, quiere darle naturalidad a la situación de Murillo hasta encontrarle acomodo en el mercado. Eso sí, Murillo difícilmente haga cambiar de opinión a Marcelino. De hecho el Valencia busca un cuarto central, rol que a día de hoy en pretemporada tendrá el joven Jorge Sáenz.

Murillo no asumía el rol que tenía en Valencia el curso pasado

Murillo, el curso pasado, entendía que tenía que tener más protagonismo en el Valencia del que tuvo a principio de temporada (cuando Diakhaby llegó a estar por delante suyo en las alineaciones) y ello, priorizar lo individual a lo colectivo, no fue del agrado del cuerpo técnico. De ahí que Murillo solo disputara tres partidos con el Valencia hasta enero.