Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

GIRONA

En Girona aumenta el miedo a perder a Pere Pons

Su cláusula de rescisión es de cerca de dos millones de euros y equipos de Primera como Eibar y Alavés le pretenden. Acaba contrato en 2020.

En Girona aumenta el miedo a perder a Pere Pons
SALVADOR SAS

Pasan los días y el miedo a perder piezas fundamentales se incrementa en el Girona. Y uno de los mayores temores que tiene la dirección deportiva y Juan Carlos Unzué actualmente es que se acabe produciendo la fuga de Pere Pons. El mediocentro cuenta con ofertas importantes de clubes de Primera como el Eibar y el Alavés y su cláusula de rescisión, que es de cerca de dos millones de euros, le colocan aún más en el escaparate. En Girona confían en retenerle, pero las dudas sobre que se acabe convirtiendo en realidad cada vez son más.

Pere Pons atesora ese ADN gerundense que quiere retener el club a toda costa para la próxima temporada en Segunda y de ahí que ya se le ha hecho ver en más de una ocasión que es un jugador capital. En Primera, tanto con Pablo Machín como con Eusebio Sacristán, ha sido indiscutible y Unzué no quiere perderle para el proyecto del próximo curso. Sería uno de los buques insignia y se están buscando infinidad de fórmulas para tratar de convencerle de que siga. A favor del club está que Pere Pons es feliz en Girona, es de la casa, pero también hay que contar con el deseo del jugador de mantenerse en Primera División. Equipos como el Eibar y el Alavés le ofrecerían esta posibilidad y al medio le satisface también competir en alguno de estos dos conjuntos porque considera que sus estilos de juego se adaptan a la perfección a sus características.

Se avecinan días ajetreados en Montilivi en cuanto al futuro de Pere Pons y una de las opciones que está empezando a tomar fuerza, dado que, además, el jugador acaba contrato en 2020, es la de renovarle. El club espera formar una plantilla competitiva para tratar de volver cuanto antes a Primera y por ello, no vería con tan malos ojos, en caso de que aceptara ampliar su contrato, cederle un curso con el objetivo de recuperarlo para una hipotética temporada 2020-21 en Primera. No será sencillo.