Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
Baxi Manresa MAN

-

Iberostar Tenerife TEN

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

UCAM Murcia MUR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Coosur Real Betis BET

-

Valencia Basket VAL

-

Unicaja MAL

-

Premier League
Liga Holandesa
Zwolle Zwolle ZWO

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Groningen Groningen GRO

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Heracles Heracles HCL

-

Temas del día Más temas

BARCELONA

Neto, un fichaje que ignora a La Masia y que tapona a Iñaki Peña

La inminente llegada del brasileño de 29 años genera controversia. Iñaki Peña es la gran esperanza de una cantera que desde Víctor Valdés no da un gran portero.

No por hablar de Neymar y Griezmann a cada instante, en el entorno del Barça ha pasado desapercibido el extraño trueque Cillessen-Neto que se cuece hace un par de semanas y está a punto de ver la luz. La operación, desde el prisma azulgrana, descoloca. El Barça había hecho ver que le abría la puerta a Cillessen para ingresar un dinero que valdría para financiar otros fichajes, no para incorporar a otro portero que tiene el mismo valor de mercado y que, por tanto, sólo equilibrará las cuentas de los ingenieros financieros de la entidad antes del final del ejercicio 2018-19.

Pero hay algo que duele más a los puristas. Por los jardines de La Masia se estira hace siete años Iñaki Peña (1999), alicantino que es la gran esperanza de una cantera que desde Víctor Valdés no da un gran portero. Al menos, un portero Barça. Nacido en Alicante, el Barça incorporó a Iñaki Peña en 2012 tras enamorarse de él en el torneo de Arona que jugó un año antes con la camiseta del Villarreal.

Iñaki Peña responde al retrato robot de portero ideal para el Barça. Ágil, con personalidad, reflejos y buen juego de pies. Valverde ha seguido su evolución estos dos últimos años y lo ve con cualidades para ser segundo portero. El Barça, sin embargo, ha vuelto a agarrarse a la ruta conservadora que recuperó en 2014. Entonces, un audaz Zubizarreta fichó a un tal Marc-André Ter Stegen con 22 años. Luis Enrique no lo vio claro y pidió experiencia. Llegó Bravo. El órdago del alemán dio con el chileno en el City pero Robert paró el golpe con la llegada de Cillessen. Ahora será Neto, un portero de 30 años. Un argumento más para los que se cargan de razones cuando hablan de una Masia enferma.