Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

QUÉ FUE DE

¿Qué fue de Pablo Infante? De héroe del Mirandés a número 1 en una oposición en Burgos

Protagonizó una temporada épica con el Mirandés en la Copa y con el ascenso a Segunda en 2012. Actualmente dejó el banco y trabaja de administrativo.

Hace siete años el fútbol modesto protagonizó una de sus páginas más emotivas. La gesta del Mirandés en Copa del Rey siendo equipo de Segunda División B. Puso a Anduva en el mapa futbolístico. Eliminó a la Sociedad Deportiva Amorebieta, a la Balompédica Linense, al Logroñés y a tres equipos de Primera: Villarreal, Racing y Espanyol (con un gol en el último suspiro de César Caneda). Cayó en semifinales contra el Athletic, pero tres meses más tarde consiguió el ascenso a Segunda División, precisamente contra el Atlético Baleares, el mismo equipo contra el que este domingo (18:00 horas) se juega de nuevo el ascenso a LaLiga 1|2|3. El capitán y goleador de ese equipo de la 2011-12 era Pablo Infante.

Fue el máximo goleador de esa edición de la Copa del Rey (siete tantos) mientras compaginaba su profesión de futbolista con la de bancario, en la sucursal de Caja Círculo en Quincoces de Yuso (un pueblo de 120 habitantes). Se retiró del fútbol en 2016. Cuando colgó las botas, decidió opositar a una de las dos plazas vacantes de administrativo en el servicio de Movilidad del Ayuntamiento de Burgos. Como en su mejor época en el Mirandés, dio lo mejor de sí y quedó el primero de los 560 opositores que se presentaron en la convocatoria. En AS repasamos su carrera aprovechando que el Mirandés y Ponferradina están acariciando otra vez la categoría de plata del fútbol español...

¿Cómo le va la vida a Pablo Infante?

Vivo en Burgos ahora con otro ritmo de vida después de dejar el fútbol.

¿Cómo le dio por opositar si usted tenía su trabajo en un banco?

Cogí una excedencia de tres años en la etapa final mía de futbolista en la Ponferradina. Luego tenía la opción de dos años más de excedencia, pero decidí desvincularme del banco y apostar por la oposición.

¿Tan negro veía el panorama bancario?

Es un sector que sufría y sufre una reconversión total. Ni nos lo imaginamos. Y esa incertidumbre me creó dudas y por ahí la idea de opositar, tener algo seguro...

¿Y cómo fue el proceso de futbolista a opositor?

Pues tuve suerte porque después de un año y medio encerrado de lunes a sábado estudiando una media de 8 o 10 horas diarias, saqué la plaza. Los domingos me los tomaba para descansar.

¿A cuántos ejercicios se tuvo que enfrentar en la oposición?

Tuve cuatro pruebas. La primera fue de tipo test de materias comunes. El segundo examen fue una prueba psicotécnica. El tercer ejercicio sobre cuestiones de informática. Y el cuarto y último examen tenía que 'cantar' ante el tribunal un tema.

¿Qué tema le tocó exponer en esa última prueba?

Fue el de los Bienes Comunales. Lo llevaba muy bien, como los 47 que constaba el temario.

¿De qué iba el temario?

Los ocho primeros temas era de normativa general de todas las oposiciones del Estado. Luego bloques específicos. Y a mí siempre me gustaron los números. Luego había, normativas, leyes,...

Usted es licenciado en Administración y Dirección de Empresas. ¿Es diferente estudiar para una carrera que para una oposición?

Sí, cambia mucho. En la oposición te lo tienes que saber todo de memoria. No puedes fallar en nada. Pero, sobre todo, lo que más noté la diferencia fue la incertidumbre del horizonte temporal que tienes cuando entras en un proceso de estos. Yo empecé en enero de 2017 pensando que el primer examen iba a ser en mayo y luego fue en febrero, casi un año después. En la universidad sabes cuándo tienes los exámenes. Por eso el horizonte temporal fue muy duro porque cuando estudias con un objetivo, una fecha, es más fácil. Es como cuando vas a jugar un partido de fútbol. Las cosas luego se ponen difícil en el campo, pero al menos sabes cuándo empiezas y cuándo acabas.

Usted ha jugado ante miles de espectadores en su trayectoria como futbolista. ¿Se puso nervioso cuando le tocó cantar los Bienes Comunales?

Sí, muy nervioso. El factor nervios es otra variante importante a tener en cuenta. Yo iba muy bien preparado, pero en esa exposición no lo hice tan bien. Me quedé en ese ejercicio en un 8,9, pero me temblaron las piernas porque sientes que en 15 minutos de exposición te estás jugando año y medio de estudio.

¿Cuál es su artículo favorito de la Constitución?

La Constitución me sorprendió. Te das cuenta de lo que es la Carta Magna. El que más me gustaba era el 14.

¿Me lo puede cantar?

Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social (sic). 

La verdad es que llama la atención su camino profesional viniendo del mundo del fútbol...

Hombre, es que el dinero que generan Messi o Cristiano lo mueven muy pocos futbolistas. Luego hay una cantidad ingente de jugadores que debemos buscarnos la vida. El fútbol fue una etapa de mi vida y desde siempre tenía muy claro que quería desarrollarme profesionalmente. A mí me salió la opción de estudiar y un amigo en el Ayuntamiento me ayudó a prepararme la oposición. Era un poco lo que quería después de tantos años fuera de casa: un horario fijo, estabilidad laboral...

¿Qué ha podido aplicar del mundo del fútbol en el laboral?

No es un mundo fácil a nivel profesional. En el fútbol hay muchos intereses y ves muchas cosas. También vives cosas que te permiten cosas aprender de ellas. Luego tienes sus cosas buenas como que aprendes a convivir y respetar a otros compañeros. En la vida hay que ceder en todos los aspectos. Me acuerdo por ejemplo en  una gala del deporte burgalés a la que fui cuando unos cadetes subieron a recoger el premio y decía: "Míralo, eso sí que es deporte".

¿Y en qué se desencantó en el mundo del fútbol?

Al final como en los bancos, cuando hay tanto dinero alrededor también existen muchos intereses. Se mueve mucho dinero. Veo las cifras de mercado, los 1.000 millones de euros que se mueven en fichajes... Es todo un negocio y no se puede decir nada porque lo genera. Luego lo traduces al mundo real y fíjate la cantidad de cosas que se pueden hacer: hospitales, investigación. Yo en mi caso, necesitaba oxigenarme de esto del fútbol.

¿En su puesto de funcionario le dan la matraca con el fútbol?

Bueno, hay preguntas del día a día. Todo el mundo sabe de la repercusión que tuvo la Copa del Rey con el Mirandés y uno siempre lo recuerda con cariño. De todas maneras, esta es una ciudad muy pequeña y nos conocemos de toda la vida.

¿Qué le parece el nuevo formato de Copa del Rey?

Estoy a favor de todo lo que permita la sorpresa y en el que el equipo pequeño pueda pujar contra el grande. Se juega en un campo a rebosar y es más bonito. Hay más posibilidades.

¿A usted le tocó en algún momento la crisis del fútbol y los impagos?

Ahora los pagos más o menos cada vez se garantizan más. En los dos equipos a nivel profesional que he estado no he tenido ningún problema en este sentido. Eran dos clubes muy serios.

¿Ve al Mirandés el año que viene en Segunda?

Consiguieron un resultado muy bueno. Tiene mucho hecho. Ojalá lo puedan conseguir como la Ponferradina. Los playoffs nunca son fáciles. Les vi el día del Recre muy bien. Contra el Atlético Baleares también los vi. Espero que suban de nuevo.