COPA AFRICA 2019

La Copa de África 2019 se disputa en estadios vacíos

La Organización medita bajar el precio de las entradas. La alta temperatura es la otra causa de la escasa asistencia de público.

La grada casi vacía del Al Salam Stadium en El Cairo para el Costa del Marfil-Sudáfrica.
MOHAMED ABD EL GHANY REUTERS

Una de las misiones del comité organizador de la Copa de África 2019, que se juega en Egipto, era intentar hacer un buen trabajo en el torneo, para dar la mejor imagen del fútbol africano al resto del mundo y a sus propios espectadores. Pero han encontrado un gran problema tras los primeros días de competición, las gradas vacías, que acapararon los titulares más que la calidad del fútbol jugado en campo.

Es la primera vez en 32 ediciones del torneo que la Copa de África tiene 24 selecciones participantes. Y la primera impresión fue excelente, con más de 75.000 aficionados que llenaron el Estadio Nacional del Cairo para ver el partido inaugural entre la anfitriona, Egipto, y Zimbabue. Egipto ganó y la fiebre por su superestrella, Mohamed Salah, desató la euforia entre la afición local que agotó con antelación todas las entradas para los tres partidos de los faraones en la fase de grupos del campeonato.

Pero tras el éxito de público del primer partido, todo lo demás fue una gran decepción. No tardaron en sonar las alarmas de la organización. El segundo partido del torneo, entre Uganda y República Democrática del Congo, tuvo una asistencia que no pasó de los mil espectadores.

El comité local achaca a dos factores la baja asistencia en los estadios egipcios. La primera son las altas temperaturas en el país, con máximas que alcazaron esta semana hasta 42 grados en El Cairo. Incluso los partidos nocturnos sufren con el calor. El Ghana-Benín arrancó ayer a las 22:00 en Ismaïlia con 31 grados. La decisión de pasar el torneo del invierno al verano está siendo cuestionada.

Pero más allá del clima, el gran problema es el alto precio de las entradas si se compara con el sueldo medio del país. Para los partidos de Egipto, el coste de una butaca oscila de 200 libras egipcias (unos 10 euros) a 2.500 (unos 135 euros). Para los demás partidos, el precio varia de 5 a 25€. Un coste que puede parecer bajo para Europa, pero que en un país donde el sueldo mínimo anual es 1.231€, el fútbol queda en segundo plano. El comité organizador afirmó ayer que está estudiando la posibilidad de rebajar los precios.