Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

SELECCIÓN

Robert Moreno es el cuarto técnico de Rubiales en un año

El presidente de la Federación comenzó con Lopetegui, lo suplió en pleno Mundial por Hierro, después apostó por Luis Enrique y ahora se ha visto obligado a cambiar.

Luis Rubiales sabía que tenía mucho trabajo que hacer en la Federación cuando ganó las elecciones en mayo del año pasado. Sin embargo, pensaba que sus mayores esfuerzos tendrían que ir destinados a dar un giro total a una organización federativa que se había quedado obsoleta y a la que le habían salpicado graves casos de corrupción. Pero se equivocaba. Lo que le está dando verdaderos quebraderos de cabeza desde el 18 de mayo de 2018 es el terreno puramente deportivo. Contra su pesar, ya lleva cuatro seleccionadores en un sólo año en el cargo.

Rubiales apostó por dar continuidad a Julen Lopetegui. Su brillante fase de clasificación le convenció para ratificarle, con el objetivo de llegar con grandes garantías al Mundial de Rusia. Suiza y Túnez, que fueron los amistosos de junio, sirvieron como dos buenas pruebas de fuego. Pero la primera bomba cayó a escasas horas de debutar contra Portugal. El Real Madrid anunció el fichaje de Lopetegui para las próximas temporadas y Rubiales tomó la decisión de destituirle justo antes de empezar el campeonato. El presidente de la RFEF decidió apostar por un hombre de la casa como sustituto. Fernando Hierro, hasta ese momento director deportivo de la Federación, se hizo cargo de la Selección con unos resultados muy pobres ante Portugal (3-3), Irán (victoria 0-1) y Marruecos (2-2) en la fase de grupos. España pasó a octavos pero quedó apeada en el primer cruce de octavos, en los penaltis, ante Rusia.

Ya de vuelta en España, Rubiales se vio obligado a volver a ilusionar a la afición. Por eso nombró como nuevo seleccionador a Luis Enrique hasta 2020, que había brillado sólo unos años antes en el banquillo del Barcelona y que había gozado de una temporada sabática. El técnico asturiano estuvo siete partidos al frente de la Selección, con la que llegó a disputar la Liga de Naciones. Un grave problema familiar le apartó de la Selección en los últimos tres encuentros, así que decidió dejar el cargo este miércoles y Rubiales volvió a apostar por un hombre de la casa y vio con buenos ojos que el segundo de Luis Enrique, Robert Moreno, se hicieran con el timón. Las tres victorias ante Malta, Islas Feroe y Suecia, la opinión de los pesos pesados del vestuario y la gran personalidad que ha mostrado han terminado de convencer a Rubiales para darle galones. El presidente había quedado con Luis Enrique en tomar una decisión tras los últimos compromisos oficiales. Y así ha sido. A la semana siguiente. Ambos son los dos mayores defensores del nuevo seleccionador.

Rubiales lo explicó así: “Mi mayor preocupación no está en quién coge la selección ahora. Estoy tranquilo. Es estar con quien lo necesita. Igual que en aquel momento tomamos una decisión y se explicó, ahora nos mantenemos en la misma línea de valores. Estamos tranquilos con este cuerpo técnico. No creo en la buena o mala suerte, creo en el trabajo. Luego la vida te da golpes y aquí hay una FEF que siempre se va a reponer de los golpes. Los mejores son ellos, les entregamos la joya de la corona, pero estamos tranquilos”.