Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Liga Holandesa
FINALIZADO
Twente Twente TWE

2

Heracles Heracles HCL

3

PLAYOFF ASCENSO A PRIMERA | MALLORCA

Etoo anima al Mallorca para el playoff: "Amigos, las finales no se juegan, se ganan. A disfrutar"

El exjugador del Mallorca apuesta por los bermellones en la primera eliminatoria del ascenso ante el Albacete. Ahora milita en el Qatar SC, de la Stars League.

Etoo anima al Mallorca para el playoff: "Amigos, las finales no se juegan, se ganan. A disfrutar"

Tiene 38 años y sigue en activo. Actualmente milita en el Qatar Sports Club de la liga qatarí, su decimotercer equipo en su brillante carrera deportiva. Antes jugó en el Antalyaspor, Sampdoria, Everton, Chelsea, Anzhi, Inter, Barcelona, Mallorca, Espanyol, Real Madrid, Leganés y el Kadji Sports Academy. Pero hay equipos que nunca se olvidan. Eso es lo que le pasa a Samuel Etoo con el Mallorca. En enero dijo que el equipo bermellón "era el amor de su vida" y hace dos años afirmó que "algún día volverá a la isla porque es su casa". Hoy respondió a un post de la cuenta oficial del Mallorca en Instagram, en la que aparecía una foto del entrenamiento del equipo bermellón. "Amigos, las finales no se juegan, se ganan. A disfrutar", contestó el camerunés.

El exjugador del Mallorca recurrió a una de las famosas frases que utilizaba Luis Aragonés, al que llamaba "papá" y que le dirigió en el conjunto balear 60 partidos ("Guardo para siempre excelentes recuerdos de nuestra relación y de mi experiencia con él en el Mallorca"). Etoo vivió los mejores años del Mallorca. Disputó 154 partidos y marcó 66 goles. Sólo anotó más tantos y disputó más encuentros con el Barça (130/199) en su trayectoria deportiva. Todo ello le sirvió para ser nombrado futbolista africano del año en 2003 siendo jugador bermellón. Además, aquella misma temporada marcó dos de los tres tantos que dieron el título de la Copa del Rey al Mallorca, al derrotar en la final al Recreativo de Huelva en Elche (3-0).