ESPANYOL

Chen se queda, los apuros del Espanyol se evaporan

"La ampliación de capital es una gran noticia", valoran en AS actores sociales pericos: "Supondrá un enorme salto". La salida a Bolsa podría estar en el trasfondo.

Chen se queda, los apuros del Espanyol se evaporan

Es la gran noticia económica que el universo perico estaba esperando, un imposible hace apenas tres o cuatro años. Así catalogan el último movimiento del Espanyol no solo voces alineadas con las altas esferas de la entidad, sino también quienes han ejercido durante años como conciencia del club, desde la crítica constructiva. Actores sociales a los que AS ha pulsado tras oficializarse que esta próxima temporada el Espanyol afrontará una ampliación de capital con la que convertirá 50 millones que el club debe a Rastar Group en acciones, aligerando así la deuda neta en menos de la mitad, hasta unos 40 millones.

"Como noticia es genial para cualquier perico", se arranca Jorge García, presidente de la Associació de Petits i Mitjans Accionistes (APMAE). "Es una gran noticia a nivel económico, deportivo, institucional y social, que permitirá al Espanyol dar un salto muy importante", añade Marc Rius, portavoz de la plataforma Futur Espanyol. Y remata Tomás Marcel Guasch, pequeño accionista que fue el primero en sugerir, a través de un artículo de hace un año en el portal La Contra Deportiva, que Chen Yansheng debería realizar este movimiento: "Al fin está haciendo, por el motivo que sea, lo que hace tres años dijo que haría".

Para García, "se están haciendo las cosas bien por primera vez en mucho tiempo. Esta ampliación ratifica que Rastar Group ha venido para quedarse, porque no tendría sentido capitalizar tu propia deuda si quieres vender el club". "Chen refuerza su compromiso con el Espanyol, lo que aumentará la confianza en su proyecto", coincide Rius, quien abunda desde el punto de vista económico que "se eliminan tensiones presupuestarias para cumplir con el vencimiento de la deuda, lo que convierte al Espanyol en un club financieramente muy sólido y mucho más atractivo para patrocinadores e inversores".

No en vano, y si se cubre la ampliación, en tres ejercicios la deuda neta habrá pasado de 113 euros a unos 40. "Va a venir muy bien no pagar intereses", recuerda García.

El factor Wu Lei

El caso es que Chen Yansheng no completó la ampliación de capital que afrontó a su llegada en 2016, ya que cubrió 75 de los 150 millones previstos, algo que el Espanyol achaca a unas restricciones del gobierno chino que ahora, casi por arte de magia, parece haberse disipado. "La apuesta del presidente Chen con el fichaje de Wu Lei seguro que ha contribuido al cambio de opinión del gobierno chino y esto puede favorecer la llegada de otras inversiones de China en forma de patrocinadores o naming right", aventura Rius. Y se suma García: "La llegada de Wu Lei es lo que dejó claro que para Rastar el Espanyol es una apuesta de futuro".

Un paso previo para salir a Bolsa

Algo distinta es la visión de Guasch, quien se pregunta: "¿Han acabado ya las restricciones? ¿Está mejor la economía china ahora que hace dos años? El club está muy bien, pero técnicamente el auditor lo sigue situando en causa de disolución", advierte. Y va al grano: "Quizá esta operación es necesaria para presentar un Espanyol mucho más saneado como requisito para salir a Bolsa (en Hong Kong)". "Ahí es donde Chen empezaría a recuperar parte de la enorme inversión realizada", apunta.

Evolución deuda neta

Ejercicio Millones
2017-18 97
2016-17 113'3
2015-16 110'08
2014-15 133
2013-14 134'3
2012-13 141'3
2011-12 144'8
2010-11 148
2009-10 142'2
2008-09 120'9
2007-08 87'9

En materia deportiva, todos coinciden en que aumentará con este movimiento el límite salarial del equipo y que no hará falta vender por necesidad. "Es curioso que la ampliación se haya oficializado justo cuando pueden aparecer clubes dispuestos a hacer una oferta a la baja por algunos jugadores a sabiendas de que el Espanyol necesitaba ingresos", destaca García, que lo considera una jugada maestra. "Esto da mayor capacidad negociadora para exigir el importe total de la cláusula", completa Rius.

Antes de este anuncio, tenía presupuestados el Espanyol 19 millones en ventas previos al próximo 30 de junio, de los que ha cubierto nueve con el traspaso de Aarón Martín al Mainz. De hecho, el club debía devolver 29 millones a Rastar durante este 2019 y otros 31,3 a largo plazo. Ahora, 50 de esos millones se convertirán en acciones y solo se adeudarán unos diez a Chen y el resto, a entidades bancarias y pequeños acreedores.