CEST

CARTAGENA - PONFERRADINA

Cartagena y Ponferradina batallan en pleno subidón

Llegan revitalizados tras sus últimas remontadas en las eliminatorias ante Castilla y Cornellà. Las dudas en las alineaciones estarán en punta.

Cartagena y Ponferradina batallan en pleno subidón
PASCU MENDEZ DIARIO AS

El Cartagena y la Ponferradina, armados de moral tras sus respectivas remontadas ante Castilla y Cornellà, se cruzan ahora en el camino a Segunda. Ambos sueñan con regresar al fútbol profesional, aunque sólo uno accederá a la última eliminatoria. Serán 180 minutos intensos, pero también de mucha táctica. El gol en campo contrario es vital y aunque los de Munúa saldrán a por todas, son conscientes de que los bercianos no se colgarán del larguero y de que, a diferencia del filial blanco, no se arrugarán a las primeras de cambio cuando la grada apriete.

En la particular partida de ajedrez que se convierten a veces estas eliminatorias, Munúa tendrá que decidir si repetir con el once que logro la heroica reacción ante el Castilla o si por contra regresar al juego con carrileros y hace sitio en la defensa a alguno de sus centrales titulares durante la fase regular, Moisés y Ayala, que no jugaron la pasada jornada por sanción y descarte respectivamente. La otra gran incógnita estará en la punta de ataque: mantener a Rubén Cruz o arrancar de inicio con Aketxe como en la gran parte del curso.

Pólvora y experiencia. Misma duda que se le plantea a Jon Pérez Bolo. Repitió alineación durante la eliminatoria contra el Cornellà, pero el veterano Yuri podría colarse en el ataque berciano en detrimento de Kaxe o Carlos Bravo. Si el Cartagena se aferrará al factor ambiental, la Ponferradina lo hará con cada jugada a balón parado, donde ha sacado petróleo en primera ronda. Otra batalla a tener muy en cuenta será el duelo de extremos: Santi Jara-Elady contra Dani Pichín-Isi, tan peligrosos en el último pase como en el remate a puerta. Comienza la batalla.

Míchel Zabaco regresa al Cartagonova

Con la Ponferradina llegan al Cartagonova jugadores protagonistas en el último ascenso fallido albinegro a Segunda. El centrocampista Dani Pichín formó parte del Majadahonda que apeó al Cartagena en la eliminatoria de campeones y que se resolvió con el autogol de Zabaco (ahora en las filas bercianas) en el 97’. La lógica dicta que pesarán más sus dos temporadas de esfuerzo con el equipo portuario que aquella jugada desgraciada y que el estadio le recibirá con aplausos. Aquel Cartagena, repescado, siguió adelante, pero en la última eliminatoria se topó con el Extremadura de Manu García, actual defensor del marco de la Ponferradina. Otro que regresa al Cartagonova es Óscar Sielva, que jugó media temporada en el equipo de Juan Ignacio que estuvo cerca de subir a Primera en 2010.