NUEVA ZELANDA

Tribulietx, el técnico español con más Champions, deja Auckland

El club neozelandés anunció que Ramón Tribulietx no seguirá en el banquillo. "Recordaré esta etapa el resto de mi vida", dijo el entrenador.

Ramón Tribulietx deja el Auckland City, donde ha ganado 26 títulos, entre ellos 7 Champions.
Shane Wenzlick / Phototek.nz

Hay un entrenador que ha participado en más Mundiales de Clubes que Carlo Ancelotti, Pep Guardiola y José Mourinho juntos. Es español, su nombre es Ramón Tribulietx y en la última década ha sido el encargado de situar en el mapa el fútbol de Nueva Zelanda. Su primera experiencia en las antípodas fue como jugador en 1999. 10 años después regresó para convertir a Auckland City en una referencia del fútbol oceánico.

Después de 26 títulos, entre los que figuran siete Champions League de Oceanía y tres Premiership de Nueva Zelanda, Auckland City y Ramón Tribulietx tomarán caminos distintos. "Ramón ha sido el impulsor de nuestro éxito durante más de una década, pero el club está experimentando cambios significativos y tenemos que buscar a otra persona que nos guíe en el futuro", anunció Ivan Vuksich, presidente de los Navy Blues.

El español llegó a Nueva Zelanda en 2008 y, tras un breve periodo como asistente de Paul Posa, tomó las riendas de un equipo al que llevó a ganar la Champions en su primer año. El mayor éxito de Tribulietx al frente de Auckland City, sin embargo, data de 2014, cuando los neozelandeses lograron el bronce en el Mundial de Clubes de la FIFA. Avanzaron dos rondas hasta que San Lorenzo, campeón de la Libertadores, les eliminó en semifinales. En la lucha por el tercer y cuarto puesto derrotaron al Cruz Azul mexicano, que venía de ganar la Liga de Campeones de la Concacaf.

"He estado 11 años en el club, mucho más de lo que me esperaba, y es un logro del que estoy muy orgulloso", manifestó Tribulietx. "Mi mejor recuerdo es nuestra medalla de bronce en el Mundial de Clubes. Fue un logro increíble poder competir con clubes profesionales de tanto nivel", prosiguió el catalán, quien concluyó su discurso revelando que recordará su etapa en Nueva Zelanda "el resto de su vida".