Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Osasuna Osasuna OSA

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Oviedo Oviedo OVI

-

Lugo Lugo LUG

-

Serie A
Ligue 1
Angers Angers ANG

-

Metz Metz MTZ

-

Amiens Amiens AMI

-

Nantes Nantes NAN

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Willem II Willem II WII

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Heracles Heracles HCL

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

MERCADO DE FICHAJES

Las operaciones del verano con mayor riesgo

Bale, Özil y Alexis son tres futbolistas que han corrido una suerte parecida y cuyos clubes están dispuestos a vender. Lo difícil será que alguien les compre.

Gareth Bale (Real Madrid), Mesut Özil (Arsenal) y Alexis Sánchez (Manchester United).

Gareth Bale, Mesut Özil y Alexis Sánchez. Son tres jugadores que desde jóvenes estaban destinados a estar entre los mejores futbolistas del mundo y a pesar de que son grandes estrellas, no alcanzaron el nivel al que todos creían que llegarían. En una columna en The Guardian, Barry Glendenning habla sobre cómo se han ido truncando las carreras de los tres futbolistas, que perciben sueldos muy altos pero que ya no tienen demasiadas opciones de ser los mejores en lo suyo: "su jaula es innegablemente dorada, pero sigue siendo una jaula". Y es por ello que les costará mucho encontrar un club dispuesto a pagar lo que sus dueños pidan por ellos, ya que a pesar de que están dispuestos a vender, desde fuera son considerados operaciones de riesgo.

En el caso de Bale, llegó por un dineral al Real Madrid como el jugador que tomaría el relevo de Cristiano en un futuro. Ha quedado demostrado, que ni durante los años que compartió vestuario con él, ni tras su marcha, ha conseguido estar a la altura del portugués. Su salario sigue siendo de estrella, pero sus actuaciones no han acompañado. Es cierto que posee cuatro Champions League, pero a nivel individual ha sido muy intermitente, tanto en su juego como por las constantes lesiones que ha sufrido. Y llegados a este punto no se cree que haya un margen de mejora.

Casos parecidos son el de Mesut Özil y Alexis Sánchez. En Real Madrid y Barcelona no tenían todo el protagonismo que querían y salieron a buscarlo al Arsenal, que les cubrió de oro la última vez que les renovó ya que estaban ofreciendo un buen fútbol. Pero con las renovaciones su rendimiento fue a menos en ambos casos. Además, no era el club idóneo en el que ganar títulos teniendo en cuenta la cantidad de rivales fuertes de la liga inglesa. Al final, han pasado los años y su suerte ha sido parecida a la de Bale. El alemán continúa en el Arsenal, pero no tiene garantizado un puesto en el once inicial con Emery, mientras que el chileno, que decidió marcharse al Manchester United para convertirse en el mejor pagado de la Premier League, no ha conseguido otra cosa que no sea desquiciar a la afición de Old Trafford.

Los tres jugadores son considerados auténticos cracks y cobran como tales, pero lo cierto es que con el paso del tiempo han perdido ese tren que les situaba en un futuro en el que estarían entre los candidatos a Balón de Oro. Ahora, todos tienen 30 años (Bale los cumple en un mes) y sus clubes están abiertos a venderles, pero son considerados operaciones de riesgo debido a su edad, precio, facilidad para lesionarse, irregularidad en el juego y sobre todo, sus sueldos de superestrellas.