TOTTENHAM-LIVERPOOL | ITURRALDE

"Skomina acierta al señalar el penalti, es mano de Sissoko"

Iturralde González, árbitro de As y la SER, respaldó la decisión del colegiado. El penalti se señaló a los 23 segundos: es el más rápido de la historia de la Champions.

Arrancó la final de la Champions entre el Tottenham y el Liverpool y cuando se llevaban jugados 23 segundos llegó la primera jugada polémica que desequilibró el marcador. Demir Skomina, el colegiado, no dudó en pitar penalti por mano de Sissoko. Salah transformó la pena máxima.

La pelota le llegó a Mané en el vértice izquierdo del área. El delantero del Liverpool quiso conectar con un pase con un compañero pero la pelota le dio a Sissoko, primero en el pecho y después en el brazo derecho. Skomina no dudó: penalti. Iturralde González, colegiado de As y de la SER, manifestó en la retransmisión de Carrusel Deportivo: "Es penalti, no hay duda. Skomina acierta". Salah fue el encargado de marcar el penalti y adelantar al Liverpool en la final.

El Reglamento especifica en su artículo número 6 apartado b el protocolo de actuación para este tipo de acciones: "Las manos rebotadas que impactan en la mano o brazo del jugador, como principio, por su total involuntariedad, no serán sancionadas, pero si observamos que, desde el inicio de la jugada, el defensor, con una clara intención de cubrir más espacio, eleva o despega claramente su/s brazo/s o manos y el balón impacta en esa zona de su cuerpo, será sancionado tanto técnica como disciplinariamente conforme a las reglas de juego". El rebote sólo entra cuando empieza la acción con las manos en posición natural. Por tanto, Skomina acertó al decretar la pena máxima por mano.

Según informó Míster Chip, después de 3.033 partidos disputados y un total de 727 penaltis (529 de ellos convertidos en gol), el de este sábado ha sido el penalti más tempranero jamás señalado (a los 23 segundos) en toda la historia de la Champions League.