Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

ESPANYOL

El adiós de Montjuïc cumple ya diez años

Los seguidores del Espanyol en el estadio de Montjuïc.

Carlos Mira

Diario AS

Tal día como hoy el Espanyol jugaba ante el Málaga su último partido en el Estadio Olímpico con un hat-trick de Tamudo y con Pochettino de entrenador.

Kameni, Chica, Jarque, Pareja, David García, Rufete, Nené, De la Peña, Moisés Hurtado, Tamudo y Luis García. Esa fue la última alineación que pisó el césped de Montjuïc con la camiseta del Espanyol hace hoy justamente diez años, en la última jornada de la temporada 2008-09 ante el Málaga, recordada por la agónica, milagrosa y meritoria salvación del equipo dirigido por Mauricio Pochettino, con opciones mañana de ganar la Champions con su Tottenham.

Una salvación que el técnico de Murphy siempre ha recordado como el mejor éxito de su carrera. En una entrevista en La Nación ha declarado que "ganar la Champions no estaría por encima de salvar al Espanyol". Aquel encuentro del 31 de mayo de 2009 midió al Espanyol ante el Málaga y el resultado fue de 3-0, con un hat-trick de Raúl Tamudo, un final idílico para quien había sido el icono en los 12 años del Espanyol en el Estadio Olímpico. Él no lo sabía, pero aquellos goles fueron los últimos del capitán con la camiseta blanquiazul.

En Montjuïc el Espanyol vivió una de las épocas más doradas de su historia, con la consecución de dos Copas del Rey (2000 y 2006), un subcampeonato UEFA (2007) y una quinta plaza en la temporada 2004-05 con Miguel Ángel Lotina en el banquillo. También son recordadas las agónicas salvaciones, como la del 2004 ante el Murcia o la del 2006 ante la Real Sociedad, con el gol de Ferran Corominas en el último minuto del añadido, ese famoso minuto 93.

La historia de Montjuïc se resume en dos protagonistas. Uno de ellos es Tamudo, máximo goleador histórico del club y jugador con más partidos. Y el otro es Dani Sánchez Llibre, presidente durante todo el periodo con sus luces y sombras.