Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Ligue 1
Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Twente Twente TWE

-

Heracles Heracles HCL

-

BARCELONA

Messi: 60 partidos de media en los últimos seis cursos

Messi: 60 partidos de media en los últimos seis cursos

Jam Media

Getty Images

A falta de la Copa América, lleva 355 partidos y cinco competiciones de selecciones en seis años, lo que en parte ha lastrado sus preparaciones cada verano.

A sus casi 32 años, Messi sigue aguantando una espectacular carga de partidos cada temporada, que en los últimos seis años ha extendido cinco veces en grandes torneos de selecciones. Desde 2014, Messi sólo ha tenido un verano libre, el de 2017. En 2014 jugó y llegó a la final del Mundial; en 2015 jugó y llegó a la final de la Copa América; en 2016 jugó y llegó a la final de la Copa América; y en 2018 se llevó su mayor decepción en el Mundial de Francia. Este año juega su quinta gran competición en seis cursos lo que, obviamente, genera un extra partidos y unas pretemporadas sui generis. Una carga de partidos inherente a quererlo jugar todo y, además, ganar tanto por norma general.

En las últimas seis temporadas Messi ha jugado 355 partidos, 47 de ellos con Argentina. La media es de 59,1 partidos por temporada sin contar los que aún tiene que jugar en la Copa América. Si como en las dos últimas ediciones, Argentina juega la final, se iría 361 partidos lo que significaría que ha redondeado en 60 partidos su media de partidos.

Messi, que pese a los rumores que se dispararon después del Mundial no renunció a la selección como sí había hecho de manera momentánea y frustrado por el desenlace de la Copa América Centenario, no empezará pues la pretemporada con el Barça a mediados de julio puesto que, por pronto que terminase la Copa América, sería el 23 de junio en la primera fase que Argentina juega ante Colombia, Paraguay y Qatar. El argentino había llegado a declarar antes del Mundial que si no llegaban lejos, esto es, si no lo ganaban, sería el momento de dar un paso al lado. Messi sin embargo se siente en parte responsable y se resiste a acabar su carrera sin ganar un gran título con la Albiceleste. Por más que en ocasiones se le dispare desde su país, su compromiso con su selección hace más de una década está contrastado con números.

Este año, sin embargo, se ha dosificado más. Es la temporada que menos ha jugado en los últimos seis años (50 partidos con el Barça y una con Argentina), aunque es cierto que si los de Scaloni llegan a la final de la Copa América alcanzaría los 57 partidos, la misma cifra de partidos que jugó en los cursos 2013-14 y 2016-17 (en este último no había gran competición de selecciones). Luego, tras el mes de vacaciones, le tocará volver al Barça, donde le espera Valverde y otro festival de partidos desde inicio de temporada. Es de suponer que el argentino irá dosificando cada vez más sus esfuerzos. Pero sólo es una suposición. Su tremendo gen competitivo le mantiene al más alto nivel en cifras de partidos, goles, asistencias...