BARCELONA

El complejo papel de La Masia en el Barça 2019-20

El complejo papel de La Masia en el Barça 2019-20

FERRAN ZUERAS

DIARIO AS

Exceptuando Aleñá, ya consolidado en la primera plantilla, ninguno del resto de jugadores del B tiene asegurado un sitio, ni siquiera Riqui Puig. Los blindajes a los jóvenes no garantizan nada.

El rol de los nuevos valores de La Masia en el Barça 2019-20 apunta a residual. Exceptuando a Aleñá, consolidado ya al fin sus 21 años en el primer equipo y con necesidad de dar ya un paso adelante (habrá que prestar atención a su papel en el Europeo Sub-21), no se divisa un papel protagonista de los chicos pese a que el Barça viene de ganar la Youth League en 2018 y llegar a la Final Four en 2019.

El personaje de la cantera es Riqui Puig. Considerado la gran esperanza del barcelonismo, en agosto cumplirá 20 años y fue el líder del Barça que conquistó la Youth League el año pasado. El jugador, que ha realizado un trabajo físico específico durante el año, ha mostrado su deseo de seguir en el Barça y no ser cedido. Pero la realidad para Riqui Puig es cruda. El Barça puede tener en su puesto el año que viene a Rakitic, Arthur, Vidal, De Jong y el mismo Aleñá. En el mejor de los casos, y sin contar con el croata, podría ser el quinto interior del equipo. Eso si Sergi Roberto no pasa al puesto de interior si Wague, que no es canterano pero sí jugador del filial, pasa el primer equipo para competir con Semedo en el lateral derecho. Hay que saber qué planes tiene el Barça para el chico de Matadepera que ya ha debutado con la primera plantilla en LaLiga y Copa del Rey. En la misma posición que Riqui Puig está Álex Collado, un zurdo finísimo que debutó en Balaídos y que a la sombra de Riqui Puig tiene también un gran talento. Si hablamos de centro del campo, Oriol Busquets, del que se habló durante un tiempo como probable sucesor de Sergio en el centro del campo, aún no ha dado el paso adelante y

La esperanza está en la portería. Iñaki Peña es un portero que ha gustado a Valverde en los entrenamientos este curso y en el club se plantean que quede como recambio de Ter Stegen en la portería después de la venta de Cillessen. Pep Segura sabe, no obstante, que corre el riesgo de que una lesión grave del alemán dejase la portería en una situación delicada. Ejemplos como el de Miranda este año, incapaz de representar competencia seria para Jordi Alba, obligan a una reflexión. El lateral izquierdo sevillano, que dejó de contar para Valverde después del partido de Copa ante el Levante, tiene muy complicado seguir en el Barça pese a que era una apuesta de futuro. En principio podría salir traspasado aunque el Barça se guardaría una opción de recompra.

Queda por resolver también el asunto de Marc Cucurella. El Eibar ha ejercido oficialmente la opción de compra por el lateral (dos millones de euros) para obligar al Barça a recomprarlo por cuatro millones. El club podría hacer negocio con él o apostar por el canterano para ser recambio de Alba. La duda, que con Mendilibar ha ocupado la posición de interior y no la de lateral y el Barça busca un perfil más físico para sustituir a Alba.

El más difícil todavía es para los delanteros. Abel Ruiz, otro de los debuts el Barça esta temporada en el partido ante el Getafe, no tiene claro su futuro pese a ser una apuesta de futuro de la entidad azulgrana y estar renovado con una cláusula, como la mayoría de cien millones de euros. Valverde ni lo convocó para la final pese a la ausencia de delanteros y es probable que el jugador haga por moverse este verano, al menos para probarse un año en algún club de Primera. Otro año en el filial podría ser excesivo. Es un caso parecido al de Carles Pérez, que también ha hecho ya su estreno con el primer equipo pero sobre el que existen también reservas sobre su nivel para codearse con los Dembélé, Messi, Suárez y compañía.

Pese al esfuerzo del club en blindar a sus talentos (Collado tiene una cláusula de 50 millones; Riqui Puig, Wague o Abel Ruiz de cien millones de euros; Miranda y Oriol Busquets, de 200 y hasta el joven Ilaix Moriba ha firmado una cláusula millonaria), el futuro no es sencillo para los canteranos.

Jugadores como Jandro (18 años), Konrad de la Fuente (17), Nils (17 años), Arnau Tenas (17) y Nico González (17), de la generación que ha llegado a la Final a Cuatro de Nyon este año, ya han debutado en el Barça B pero su debut en el primer equipo aún suena a lejano. Podría decirse que el papel de La Masia en el Barça 19-20 apunta a muy limitado si bien tampoco se puede olvidar que la cantera sigue estando bien representada en el primer equipo con Piqué, Alba, Sergi Roberto, Busquets, Aleñá, Messi.