REAL VALLADOLID

Sergio: "El objetivo de la próxima temporada es no frenarnos"

El técnico blanquivioleta atiende a AS antes de irse de vacaciones, en las que podría aprovechar para operarse de la cadera en Barcelona.

Valladolid
Sergio: "El objetivo de la próxima temporada es no frenarnos"
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO DIARIO AS

El entrenador del Real Valladolid, Sergio González, atendió a AS justo antes de partir de vacaciones hacia Barcelona para hacer una última entrevista y un balance de lo que ha sido la temporada y de lo que debe ser el futuro del club.

No le veo muy moreno, entrenador, después de cuatro días en Ibiza…

(Risas) Yo soy más de hamaca y sombrilla. El agua y yo no somos muy amigos.

¿Alguna vez había disfrutado de un premio como este, con un presidente así?

No, la verdad es que no. Los futbolistas le apretaron y él nos respondió a las mil maravillas. Nos ha tratado como a reyes. La verdad es que estamos agradecidos porque él quiere ser partícipe de esa alegría de todos y nos demostró el cariño que nos tiene y lo orgulloso que está de nosotros. Pero sí es verdad que cuando estaba de míster del filial del Espanyol estaba Manolo Márquez de primero y yo de segundo, lo cesan, me ponen de primero y lo que hago es solicitar es que si nos salvamos, estábamos en promoción de descenso, que mi prima no me la pagaran y nos dieran un viaje a toda la plantilla a Ibiza. Nos salvamos, quedamos octavos, preparamos un vídeo muy chulo y estuvimos tres días en Ibiza todos juntos celebrándolo. Lo que sí es verdad es que lo que teníamos era una comida todos juntos porque el presupuesto no daba para más, pero me hizo ilusión por recordar situaciones parecidas. El futbolista agradece que se valore todo el trabajo y el esfuerzo con este tipo de detalles.

¿Hubo momento para acercarse a Ronaldo?

Él es una persona que sabe manejar muy bien los tiempos. Que cuando estamos tranquilos no le gusta tampoco hablar de fútbol, pero es inevitable. En la previa de lo que fue la cena en su casa, tuvimos la suerte de estar allí…

Una casa pequeña, ¿no?

(Risas)… Estuvimos comentando detalles, lo que había sido la temporada, lo que había pasado, el futuro, los próximos detalles, la pretemporada, posibles destinos, hablamos de fútbol lo que son 15 o 20 minutos porque somos gente de fútbol.

Le agradezco que atienda a AS justo antes de salir de vacaciones, ¿qué va a hacer?

Ahora mismo tengo mi problemita de la cadera, tengo que ver si me opero, a ver cómo lo solucionamos. Esta semana he quedado con el doctor en Barcelona. Si me opero me moveré poco, sino dejar que los yayos de Barcelona disfruten de sus nietos y después los de Murcia, de donde es mi mujer. Estar tranquilos, alegres, muy relajados. A ver si encontramos una escapada con la mujer y los pequeños. Es importante desconectar, tener poco estrés y poder resetear antes de volver con toda la fuerza.

¿Cuándo no ve futbol que le gusta hacer?

Sobre todo estar con mis hijos y mi mujer, porque ellos siempre te sacan una sonrisa, pase lo que pase. Con ellos se relativiza todo. Cuando los peques se van a dormir, distraerme con cualquier cosa que no me haga pensar.

¿Lectura, películas, series?

Sí, series, pero también muchas veces tener algo de fondo, que te entretiene y hace que te rías, de eso hay mucho ahora, simplemente por tenerlo...

La alegría de haber conseguido la salvación, cuando ya han pasado unos días, ¿es mayor o menos a la de haber logrado el ascenso la temporada pasada?

Como alegría está al mismo nivel de alegría, de sensaciones, pero a nivel de dificultad la permanencia ha sido mucho más difícil por las herramientas. El año pasado sí teníamos herramientas para ser un equipo importante en Segunda, gente arriba con gol, mediocampistas con calidad, solventes atrás y ese mismo bloque es el que tenía que demostrar si la diferencia entre Segunda y Primera es tan grande como parece… Y son ellos con el trabajo y el esfuerzo que han hecho los que se han comido la categoría y han demostrado que cuando un bloque funciona se hace fuerte. Han demostrado que son muy válidos. Ya lo dije tras el partido del Rayo, que estaba superorgulloso de ellos porque habían demostrado que son futbolistas de Primera División.

De hombre milagro 1 pasa a hombre milagro 2, ¿eso le presiona?

Estoy contento por cómo me responde la gente, por cómo me trata, cómo me empuja la gente por la calle, me motiva, me valora, pero los hombres milagro son los futbolistas. Intentamos dar con la partitura, pero los que juegan, tocan y compiten, con y sin balón, son ellos: el grupo milagro. Formamos parte de ese grupo, estamos encantados de estar aquí y expectantes y abrumados por cómo nos acogieron los jugadores.

¿La alegría de esta permanencia o del ascenso es similar a la de Centenariazo (ganó hace 17 años, con el Depor una Copa del Rey al Real Madrid en el Bernabéu en el año del centenario del club merengue)?

Más o menos, cada uno en su forma. Como entrenador tienes otra perspectiva, otras sensaciones, pero la ilusión de lo del año pasado... Fue un sueño hecho realidad, una cuestión que para nada era viable y se produjo a través de mucho trabajo y mucho esfuerzo. Fue una liga corta y el equipo fue contudente y este año la travesía era más larga, un reto más difícil, con menos herramientas, más complicado, sabiendo que la categoría era nueva. Teníamos que dar nuestra mejor versión (risas). Lo más importante es que teníamos que ir todos a una. Ha habido demasiados tiempos difíciles, demasiados, que te pasen tantas cosas en el mundo del fútbol en la misma campaña es muy complicado, lo cual revaloriza lo que hemos hecho.

…¿Igual o diferente al Centenariazo?

A nivel de relevancia es igual, porque es histórico. A nivel de futbolista conseguir un título es muy complicado. A nivel de entrenador, llegar a un grupo y que te acojan así y poder tener el premio de un ascenso, aunque no haya una copa... La alegría, la emoción, las lágrimas son las mismas porque el hito es muy importante. Como entrenador lo puedes saborear un poco más porque estás más parado. A nivel de recuerdo ocupan el mismo lugar, pero si es verdad que el Centenariazo es la Copa del Rey más recordada.

Se ha visto varias veces con Miguel Ángel Gómez tras venir de Ibiza, antes de irse a Barcelona, para hablar del equipo y de los refuerzos… ¿qué idea tienen?

Nos hemos visto tres veces ya, al final hay que hilvanar la pretemporada, el tema de las posibles incorporaciones…

¿Seis o siete?

Sinceramente, el número no lo hemos calculado.. Hemos evaluado lo que ha pasado en la temporada, hemos visto lo que hemos hecho mejor y peor… Hilvanamos la pretemporada, posibles modificaciones en el cuerpo técnico. Y posibles incorporaciones. Ahora tenemos muchos datos, mucha información, hay que evaluarla y ver qué posibilidades hay. Tenemos tranquilidad a nivel de estrés, pero no puedes dejar de trabajar.

¿Desconectará el teléfono?

No. Entiendo que sabrán desde el club saber para que llamar. Es verdad que esta primera semana tenemos que estar más en contacto por si viene algún fichaje y por hilvanar la pretemporada. Miguel Angel domina bien los tiempos y una llamada, al lado de un mojito, tampoco te interrumpe mucho. 

Hay nombres como Verde, Aguado y el resto de los cedidos…

A nivel de cedidos hay dos grupos. Hay algunos que han sido protagonistas y otros no tanto. Todos tienen el derecho de empezar la pretemporada y a partir de ahí unos salen con más ventaja que otros. En la pretemporada se irá definiendo su futuro. Aguado no ha jugado mucho en los últimos meses por la lesión, pero había irrumpido muy fuerte en el Córdoba, San Emeterio viene en una posición más privilegiada. El inicio es importante y hay que darles oportunidades a todos y después habrá que decidir. Del tema de Verde hemos intercambiado nuestras opiniones, lo tenemos más o menos claro y tenemos que afinar lo que pueda pasar y las pretensiones del equipo que es propietario (Roma).

¿Hay algo que le haya pedido especial a Miguel Ángel Gómez?

Con la experiencia que tenemos debemos intentar mejorar. Creo que es importante que gente que acaba contrato esté renovada en el mes de enero porque sino podemos perder esos guerreros dos o tres meses y eso nos ha podido pasar con algún jugador esta temporada.

¿Si hubiera una cosa que repetiría y otra de la que se arrepiente en esta temporada?

Buf, buena pregunta. Yo no me arrepiento. A lo mejor haría cosas de otra manera, pero no. Tú haces tu balance y piensas pues esta conversación la habría tenido de otra forma, o antes, quizás este futbolista tenía que haber jugado este partido, pero no me gusta arrepentirme de nada.

A ustedes los entrenadores no les gusta hablar de casos concretos, pero el tema de Enes Unal, este último mes y medio de temporada que ha hecho…

Creo que ha sido un trabajo conjunto, es un chico muy joven, venía con mucha presión muy fuerte, siendo la referencia ofensiva, el tema del idioma, la cultura es diferente. Le costó un poco adaptarse. Nosotros tuvimos muchas conversaciones con él, veíamos que tenía recursos. La llegada de Sergi Guardiola le vino muy bien porque repartieron la responsabilidad de los goles. Hizo mucho trabajo individual con Diego. Desde marzo mejoró mucho, yo le dije a Miguel Ángel en plan de broma que no sabía que en marzo se podían hacer fichajes. Sonreía, hacía bromas, interactuaba, tenía otro gesto facial…

Dígame, ¿cuál es su referente como entrenador?

No tengo, no hay nadie al que diga que me gustaría parecerme. Siempre he intentado captar algo de cada uno. Debuté con Camacho, tuve a Paco Flores, Bielsa, Brindisi, Jabo, muchísimo tiempo, Caparrós, Lotina… Coges algo de cada uno. De Caparrós, algo más personal, su contacto con el futbolista, como te activa, como Camacho, Irureta buscaba especialistas en cada zona, mira si cojo cosas de cada uno que Jabo tenía una prenda de superstición, un chubasquero, que se lo ponía siempre, hasta con 30 grados… (Risas)

¿Qué va a pasar con el jersey?

Ya lo he dicho que estoy abierto a todas las posibilidades, incluso subastarlo para un fin benéfico.  Estoy contento con ello, tengo la camisa del ascenso, el jersey de la permanencia…

¿Ha recibido alguna oferta de otros clubes?

Tengo que hablar con Antonio López (su representante) esta semana, le dije que me dejara tranquilo con lo de Ibiza, con las reuniones con Miguel Ángel. Me contará como está la situación, pero a priori no tendría que haber cambios. Yo estoy cómodo aquí, Ronaldo y Carlos me han demostrado su confianza, Miguel Ángel y yo vemos el fútbol igual y vamos de la mano. Este es un proyecto bonito, tenemos un año, ¿por qué no hacer alguno más? Porque es un proyecto para todos.

Cambia el entrenador del B, ¿cómo le afecta?

Lo primero que quiero hacer es mandar un abrazo muy fuerte a Miguel Rivera, he tenido una relación con él descomunal. Me recordaba mucho a Paco Flores cuando llegué al Espanyol B como jugador, ese carácter que te imprime, ese llevarte al límite… Le deseo lo mejor. Con Javi Baraja llega un cambio de estilo, de metodología, joven, integradora, de estar cerca del futbolista. Se lo ha currado desde el fútbol base y contento por ese sentimiento de pertenencia al club.

¿Cuál es el deseo para la temporada que viene? ¿Nos conformamos con no sufrir tanto?

El deseo para la temporada que viene debe ser no frenarnos. El impulso del ascenso fue bueno, la permanencia, triple impulso, pero no deberíamos frenarnos. Si nos acomodamos nos estaríamos equivocando. Ir evolucionando, no todo de golpe, pero si en cada cosa, mejorar: vestuarios, herramientas para los futbolistas, dentro del campo y fuera. Dar una vuelta de tuerca más en la plantilla para tener más solvencia, más recursos. No ponernos un objetivo de no sufrir, sino seguir en la evolución constante porque creo estamos en ese escenario, con la llegada de Ronaldo, con sus ideas, con la dirección deportiva, con nosotros, con la afición que está volcada. Es un momento muy bonito y lo ideal es que ese enamoramiento que hemos iniciado vaya creciendo, pero no podemos pararnos e irnos para atrás.