Competición
  • Clasificación Eurocopa

REAL MADRID

El Real Madrid 'pasa' de cesiones: necesita recaudar para fichar

Está rechazando las ofertas de préstamo, sólo quiere traspasos, algunos con opción de recompra. Necesita hacer caja para reforzar la plantilla.

El Real Madrid ha tenido a once jugadores cedidos durante la temporada 2018-19, de los cuales diez deben regresar en el arranque de la próxima pretemporada, el 7 de julio (salvo los implicados en Europeo Sub-21 o Copa América): De Tomás, Odegaard, Theo, Mayoral, James, Rodrygo, Kovacic, Óscar, Lunin y Lucas Silva. Sólo sigue vinculado al Borussia Dortmund Achraf, cuya cesión es de dos años y que por tanto tiene contrato en Alemania hasta 2020. Una situación habitual, la de tener varios cedidos cada temporada, que el Madrid va a intentar evitar este verano en el mercado de fichajes. La consigna es clara: hay que vender y por cantidades importantes para financiar los fichajes que necesita la plantilla.

En el caso de los jugadores que interesen de cara al futuro, se introducirá en esas operaciones una opción de recompra para poder repescarlos si su evolución es la que el Madrid espera y si se les puede encontrar hueco en el equipo blanco. Carvajal y Casemiro ya pasaron por ese trámite y regresaron de sus respectivas aventuras en Leverkusen y Oporto para consolidarse en el once titular del Madrid. Esta opción es la que más gusta al club en el caso de Reguilón, jugador que ha demostrado ser fiable al máximo nivel, pero que no termina de agradar a Zidane, que ya ha dejado claro que Marcelo es su hombre para el carril izquierdo.

El Madrid lleva semanas recibiendo peticiones de otros clubes para contar con cesiones la temporada que viene, pero la respuesta a todos está siendo la misma: el equipo blanco sólo accede, de momento, a traspasos. Una medida que tumba automáticamente las intenciones de los más modestos, a los que ya les cuesta hacerse cargo de los salarios de dichos jugadores como para, además, hacer frente a cantidades altas en concepto de traspasos. La decisión no es inamovible, pero sí es el punto de partido del Madrid este verano: hay que vender para recaudar y sólo cuando sea imposible se abrirá la puerta a cesiones.

Más de 300 millones por recaudar...

Entre los siete jugadores con más papeletas para salir de la actual plantilla blanca suman 162 millones de euros de valoración, según Transfermarkt: Keylor (12), Vallejo (10), Reguilón (15), Marcos Llorente (15), Ceballos (20), Bale (70) y Mariano (20). A los que se pueden sumar los 146 millones en que están valorados ocho de los diez futbolistas que regresan de cesiones (Rodrygo cuenta para la próxima campaña y si Zidane no le encuentra hueco, entonces él sí saldría cedido tras la inversión de 40 millones en su fichaje; Lunin también cuenta y probablemente se quedará para ser segundo o tercer portero): Theo (15), Kovacic (35), Lucas Silva (2), James (65), Odegaard (8), Óscar (6), De Tomás (10) y Mayoral (5).

Entre ambos grupos, hay más de 300 millones por ganar para el Madrid y a eso apunta el club blanco: a sacar futbolistas de su nómina para aligerar masa salarial (en muchos casos, el Madrid paga parte de sus fichas durante las cesiones) y para aumentar la hucha de cara a un verano movido. El Madrid lleva varios veranos sin acometer una operación de gran envergadura; la última fue la de James, en 2014, por 75 millones más variables. Y en la última Asamblea de Compromisarios declaró tener en caja 190 millones. Pero la situación presente y futura ha cambiado demasiado: las cantidades que piden al Madrid por los fichajes son mucho más elevadas (Hazard, con sólo un año de contrato en el Chelsea, va a costar como poco 100 millones) y además está al fondo la reforma del estadio, que tendrá al club endeudado por 800 millones a lo largo de las próximas tres décadas.