Competición
  • Clasificación Eurocopa

ATLÉTICO DE MADRID

Cinco razones de Simeone para seguir creyendo en el proyecto

Simeone celebra un gol del Atlético.

Maria Jose Segovia

PRESSINPHOTO/GTRES

El conjunto rojiblanco tendrá que afrontar un profundo cambio de ciclo con el adiós de muchos titulares. Sin embargo el Cholo sigue con esperanzas en su equipo.

El Atlético se enfrentará probablemente al verano más convulso desde la llegada de Simeone al banquillo. El técnico argentino tendrá que hacer frente a las múltiples bajas de jugadores capitales durante años en la plantilla. Godín, Griezmann y Juanfran, además de Lucas, ya han dicho adiós y otros jugadores como Filipe o Rodrigo podrían acabar siguiendo sus pasos. Sin embargo el Cholo se mostró confiante en el proyecto el pasado viernes. Aquí van varios motivos: 

Seguridad defensiva

El Atlético volvió a acabar la Liga como equipo menos goleado de la competición. El conjunto rojiblanco recibió 29 goles en 38 jornadas y Oblak 27 en 37, alzándose por cuarta campaña consecutiva con el trofeo Zamora. En seis de las siete temporadas completas de Simeone en el banquillo rojiblanco ha acabado con su portero ganando con el premio (dos de ellas Courtois). Esta campaña Oblak encajó cinco goles menos que Ter Stegen, el segundo portero en la tabla con 32 goles recibidos en 35 partidos. Hay que tener en cuenta que este curso el Atlético ha tenido que hacer frente a constantes bajas en defensa, teniendo que recurrir múltiples veces a Saúl en el lateral o a Montero, del Atlético B, en el centro de la defensa. Las marchas de Godín, Lucas, Juanfran y posiblemente Filipe, más de la mitad de la defensa, será un duro varapalo, pero el sistema defensivo rojiblanco tiene mimbres y Oblak renovó en abril hasta 2023, la mejor noticia atlética de los últimos meses. 

Consolidación de jugadores

Simeone reconocía el pasado viernes que pierde a varios de sus gladiadores, pero "ahora se van muchos y dejan lugares para ocupar. Los Rodrigo, Koke, Saúl, Giménez, Oblak… van a generar eso". Una clara confianza del técnico argentino en que varios de los jugadores jóvenes de la plantilla sepan dar un paso adelante la próxima temporada. En el caso de que Rodrigo continúe será el pilar a la hora de sacar el balón jugado, Koke aumentará sus galones como nuevo capitán del equipo, Saúl con 24 años ya es uno de los líderes del equipo y Giménez recogerá el legado de su compatriota Godín como líder de la defensa. Todos jugadores con un gran futuro por delante (Rodrigo tiene 22 años y Saúl y Giménez 24) y donde Simeone confía en ellos como piezas angulares del proyecto. Lemar con 23 y Thomas con 25 años son otros de los futbolistas que tienen mucho por ofrecer. 

Giménez celebra un gol a la Juventus. Ahora será el nuevo jefe de la defensa.

Potencia de la cantera

El Atlético tiene una de las canteras más prolíferas de España. El segundo equipo rojiblanco acabó en la tercera plaza del Grupo I de Segunda División B y disputará el playoff de ascenso. Simeone no ha dudado en dar paso a su cantera, ayudado por los múltiples problemas físicos en el primer equipo, y los jóvenes han respondido. Camello fue el último en hacerlo, con gol ante el Levante en su debut para convertirse en el primer jugador nacido en el siglo XXI que marca con la camiseta del Atlético en partido oficial. El punta fue el canterano número 27 que debuta con los mayores desde que está Simeone, el sexto de esta temporada y el más joven de todos ellos. Antes que él, esta temporada debutaron oficialmente Solano, ante el Leganés; Joaquín y Mollejo, en Huesca; Montero, en Sant Andreu (el que más minutos acumula con 717); y Borja Garcés, contra el Eibar y también marcando como Camello.

Adaptación de los fichajes

En el Atlético los nuevos jugadores siempre han tenido dificultades para aclimatarse. Algo que este curso se ha saltado Rodrigo, como reconoció Simeone señalándole como "el futbolista que, en los últimos años, más se ha adaptado al equipo". Pero además del '14', Morata ha tenido un gran desembarco en el mercado invernal acabando como el segundo máximo goleador del equipo en Liga con seis tantos pese a competir cinco meses menos que sus compañeros. El Atlético cuenta con él y Simeone quiere formar una gran delantera con Morata desde la pretemporada acompañado por Diego Costa, cuyo futuro parece ahora más cercano a quedarse. Lemar no ha rendido como se esperaba, pero ha dado señales de que puede crecer e incluso beneficiarse de la salida de Griezmann. Jugando más cerca del área y más liberado de trabajo defensivo puede aportar esa calidad buscada en los últimos metros, ya que aúna calidad, visión y disparo. Simeone debe tratar de conseguir que esas características mostradas a cuentagotas aparezcan con regularidad. También de Arias se espera un crecimiento ya con los esquemas del técnico en su cabeza. Además, aunque actualmente la actualidad deportiva está marcada por las bajas, el Atlético acudirá al mercado de fichajes para reforzarse y buscar recambios de garantías en los adioses, jugadores que recuperarán la ilusión de la final y proyectos de futuro con progresión.

Convencimiento en el crecimiento

Pero más allá de los posibles fichajes que puedan llegar y unirse a Héctor Herrera y Felipe como caras nuevas de la próxima temporada, está el convencimiento de Simeone de que el proyecto está muy vivo. El guía del Atlético cree y si el Cholo cree su incondicional afición no pierde la fe. "Les cuento lo que siento después de que firmé la renovación, que fue después de que perdimos con el Madrid. Dentro de la historia que tenemos en el club, lo que uno se imagina hacia delante aparecían estas situaciones que se pueden ir dando. Pero firmamos sabiendo que el Atlético es un club más grande que todos nosotros. Aquí han pasado Torres, Forlán, Agüero, Mandzukic, Costa, Griezmann… y el club siguió compitiendo siempre. Porque la estructura y la fortaleza que tiene el club estos momentos no es igualable. Estos diez años ha demostrado que el club es más grande que todos nosotros. Trabajaremos en consecuencia de seguir compitiendo, de exigirnos más nosotros como cuerpo técnico, los futbolistas, para seguir la misma línea no va a cambiar nada. El objetivo será de ir de menos a más. Buscaremos futbolistas que tengan la ilusión de venir a jugar en un equipo importante como es el Atlético (...) Todo lo que viene por delante para mí es maravilloso. Todas las situaciones no son iguales. Para adelante veo mucha ilusión que esto nos va a generar cambios importantes. Y a nosotros nos contratan para trabajar y para hacer las cosas bien, son ocho años que estas cosas sucedan. Cuando renovamos las valorábamos. Y ahora ojalá que tengamos el ojo para seguir creciendo y compitiendo como lo hemos hecho siempre". Un claro mensaje que envió en su rueda de prensa previa al último partido oficial de la temporada y que animará a los atléticos a no perder la esperanza, santo y seña del club desde la llegada del argentino.