Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

ATLÉTICO

Sólo cinco rojiblancos 'repiten' del once del último Atleti-Sevilla

Carrasco fue autor de uno de los goles en el último Atlético-Sevilla en el Metropolitano, el de la temporada 2017-18.

Algunos porque ya no están, otros porque hoy no juegan o jugaron (Godín, Savic), 596 días después el Atleti ante el Sevilla será casi otro.

Han pasado 596 días de la última vez que en Liga el Sevilla jugó en el Wanda Metropolitano. Fue el Sevilla el segundo rival que visitó el campo del Atlético en la temporada de su estreno, jornada 6ª, 23 de septiembre de 2017. Parece nada, pero una mirada al once de Simeone aquella mañana (el partido se jugó a las 12:00) y al que el técnico argentino sacará hoy y el tiempo es como una bofetada: solamente cinco jugadores de los que entonces fueron titulares lo serán hoy. Oblak, Filipe, Koke, Saúl y Griezmann. Menos de la mitad. 

Oblak; Vrsaljko, Savic, Lucas, Filipe; Saúl, Gabi, Koke, Carrasco; Vietto y Griezmann fue el once inicial con el que Simeone saltó ante el Sevilla. Cinco de ellos ya no están: Vrsaljko, Lucas, Gabi, Carrasco y Vietto. Aunque uno, el croata, podría regresar este verano después de que el Inter, equipo al que se fue cedido, le dejara sin ficha en enero y tuviera que pasar por el quirófano por los problemas que arrastra en su rodilla izquierda. A otro, Vietto, se lo ha impedido una operación de última hora: está en Lisboa para firmar por el Sporting y así ahorrarse el trago de tener que comenzar la pretemporada en San Rafael por enésima vez buscando destino. Gabi se fue a Qatar por sorpresa el pasado verano. Meses antes, en febrero, Carrasco se había ido a China. Lucas esta primavera a Múnich, al Bayern. 

Oblak; Juanfran, Montero, Godín, Filipe; Koke, Thomas, Rodrigo, Saúl; Griezmann y Morata. Ese es el once con el que Simeone probablemente salte hoy en el Atlético-Sevilla de una temporada después. Con Thomas consagrado, Rodrigo el fichaje de verano que más minutos ha jugado con el argentino desde que fichó por el Atlético en diciembre de 2011 y Morata convertido en el fichaje de invierno. Con Godín diciendo adiós y un chaval de la cantera, Montero, a su lado. Y lo escrito, sólo cinco titulares de los que estaban aquella mañana de febrero repitiendo once.