ATLÉTICO DE MADRID

Esther: "Voy a darlo todo para intentar ir a este Mundial"

Esther González, jugadora del Atlético.

JESUS ALVAREZ ORIHUELA

DIARIO AS

"El Atleti está haciendo las cosas bien y me siento una afortunada", aseguró la delantera del Atlético de cara a la posibilidad de conquistar el doblete este sábado.

Esther González (Huéscar, 26 años) cumple su cuarto curso en el Atlético de Madrid rodeada de éxitos, tras ganar tres ligas consecutivas y una Copa de la Reina. Este domingo tendrá una cita muy especial en su tierra, donde podrá alzarse con su primer doblete (Liga y Copa) en una temporada de ensueño en la que se ha convertido en la heroína inesperada de las rojiblancas tras anotar el hat-trick decisivo que le dio la Liga al Atleti el pasado domingo.

La delantera se curtió desde pequeña entre balones. Acompañada en esta pasión por sus tres hermanas, también futbolistas, aunque sólo ella ha llegado a ser profesional, le costó dar el salto del patio del colegio a la Escuela de Fútbol de Huéscar por su timidez. Pero, finalmente, se alzó de valor y, tras la insistencia de todos los niños del equipo, dio el pistoletazo de salida a una carrera que le llevaría a vivir de lo que siempre quiso: ser futbolista.

De aquel pequeño club de su pueblo, pasó a jugar en el Club Deportivo Villanueva de Algaidas debido a que las normas ya no le permitían jugar en categoría mixta. Tras dos temporadas en el equipo andaluz, pasó nada más y nada menos que al Levante, donde asegura que pasó de ser una niña a ser una mujer a pesar de que cuando abandonó Valencia dos años después solo tenía 18 años. Málaga y Sporting de Huelva completaron su periplo hasta llegar al Atlético, donde ha sido vital en este final de curso supliendo las bajas de Ludmila o Jennifer Hermoso. Con un futuro incierto, sueña a corto plazo con ir al Mundial y, por supuesto, ganarlo. 

¿Cómo ha sido esta semana, tras marcar el hat-trick que le dio la Liga al Atleti?

Muy bonita. Parece que es fácil ganar tres ligas consecutivas, pero no lo es. Es un signo de que el Atleti está haciendo las cosas bien y yo me siento una afortunada de vivir esto desde dentro. Hemos estado en casi todos los estadios que se han llenado y hemos batidos todos los récords. Trabajas para llegar a vivir estas cosas. Qué bien que me dedique a esto y que las cosas pasen así.

No ha dado mucho tiempo a celebrarlo, con la final de Copa a la vuelta de la esquina.

Después de ganar a la Real, el equipo tenía que desconectar y celebrarlo. Sobre todo porque son 10 meses de trabajo. Había que sonreír por lo que habíamos conseguido.

Un partido especial para usted, en su tierra, ¿no?

Sí. Es mi casa y me siento muy arropada allí. Cuando me enteré de que iba a ser allí la final fue impresionante y sobre todo porque puede ser el último que juegue con la camiseta del Atlético.

¿Habrá celebración en Neptuno si ganan el doblete?

No sabemos. Ganemos o no tenemos un homenaje en el Wanda este domingo. Después nos podemos ir a Neptuno para todo el mundo que se quiera acercar allí (risas).

Llega a la final muy enchufada de cara a portería...

Ha sido una temporada agridulce porque había muchas jornadas que no iba ni convocada y bueno sé que puede ser mi última temporada aquí y siempre que salgo al campo salgo con la idea de disfrutar. Ese ha sido mi lema: intentar disfrutar de lo que hago en el campo. Y creo que esa es la clave. En los últimos partidos la continuidad me ha hecho tener más confianza en mí misma. No quiero que acabe la temporada porque ha sido muy bonita.

¿Cuál es la clave del éxito de este Atleti?

Ser equipo. El entrenador ha hecho muy bien las rotaciones, haciendo grupo en el vestuario. Todo el mundo estaba muy motivado, aunque no jugase.

Ha comentado que puede ser su última temporada aquí. ¿Le han llegado muchas ofertas?

Me encantaría seguir aquí porque el final de temporada ha sido el soñado. Pero, sí. He tenido muchas ofertas tanto de España como de fuera.

¿En qué liga le gustaría jugar alguna vez?

Me gustaría jugar en la Liga inglesa porque creo que me va a enriquecer mucho porque necesito aprender inglés y conocería un fútbol diferente.

¿Te ves con posibilidad de ir al Mundial?

Voy a darlo todo para intentar ir a este Mundial Estoy encantada de estar en esa convocatoria y voy a intentar dar la talla para que pueda contar conmigo.

Vayámonos ahora a sus inicios como futbolista...

Era una persona súper tímida y no quería jugar sola con los chicos. Sólo jugaba en el patio con mi clase porque era mi zona de confort. Ellos siempre me decían que me apuntara con ellos porque necesitaban una delantera. Tuvieron mucha insistencia y fue por ellos por lo que estoy ahora aquí. La adaptación fue increíble porque eran ellos los que querían que estuviera allí. Era una más y fue todo muy fácil. No sé la experiencia de otras personas, pero la mía fue muy buena.

¿Por qué delantera?

Yo siempre he querido ser futbolista, lo de delantera vino solo. Yo empecé a saber lo que era el fútbol femenino cuando me llamó la selección andaluza, pero hasta entonces no sabía ni que existía. Cuando llegué al campo era muy hábil con los pies y se me puso como delantera. Yo sólo sabía que quería jugar con un balón. Me daba igual cómo.

¿Quién era entonces su referente?

Zidane.

¿Y, ahora?

Griezmann. Yo soy una persona muy trabajadora y humilde y me fijo mucho en el crecimiento de cuando empezó él en la Real Sociedad y lo ha conseguido sin que nadie le regale nada.

¿Cómo ha vivido la evolución del fútbol femenino?

Yo he vivido el cambio en el Atlético. Cuando llegué aquí no era lo que es ahora. Hace cuatro años que es un referente en el fútbol femenino. Siempre lo ha sido por el nombre que tenía, pero no era tan profesional como ahora. Tenemos todos los medios que necesitamos (jefe de prensa, fisioterapeutas, utilleros...) En otros equipos no los hay. Cuando jugaba en el Sporting de Huelva no teníamos ni fisioterapeuta.

¿Qué le falta al fútbol femenino para igualar al masculino?

Nos piden a las jugadoras que seamos profesionales y lo somos, pero para serlo hay que tener medios. Nuestros fisioterapeutas tienen dos trabajos. En este aspecto dejamos de ser profesionales. Si queremos que el fútbol femenino sea más profesional hay que intentar que lo seamos todos: jugadoras, cuerpo técnico...

¿Cómo ve su futuro?

Mi plan A siempre va a ser el fútbol o algo relacionado con el fútbol cuando me retire. Pero, tengo que tener un plan B porque no sé si va a funcionar. Voy a trabajar para que funcione, pero si no hay que tener otra salida.

Y, ¿cómo le gustaría ver el fútbol femenino dentro de 10 años?

Me encantaría que lo que conseguimos en el Wanda fuese normal y que fuese el día a día. Tenemos que tener los pies en el suelo. Es un trabajo lento, que se va consiguiendo poco a poco. Hay que hacer las cosas bien y que la gente se siga enganchando.