Competición
  • Euroliga
  • Copa Argentina
Euroliga
FINALIZADO
CSKA CSK

99

Khimki Moscú KHI

86

FINALIZADO
Maccabi TEL

84

Estrella Roja RED

69

FINALIZADO
B. Munich MUN

104

Asvel Villeurbanne AVI

63

FINALIZADO
Panathinaikos PAN

78

Milan MIL

79

Copa Argentina
FINALIZADO
Colón de Santa Fe Colón de Santa Fe COL

2 2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

2 2

LA CHICA DE AS

Esther, la heroína rojiblanca

Esther, jugadora del Atleti.

AMAIA ZABALO

DIARIO AS

Su hat-trick le dio al Atleti el título de Liga, el tercero que ganan las rojiblancas de manera consecutiva. Suplente de garantías, ha sumado 13 dianas este curso.

Esther González (Huéscar, Granada, 26 años) ha sido una de las sensaciones en este final de la Liga Iberdrola, que el Atleti ha logrado ganar por tercer año consecutivo. La delantera asumió los galones de sustituir a Jenni Hermoso, suplente por encontrarse con molestias, y anotó un hat-trick ante la Real Sociedad (1-3) para sentenciar el campeonato. 

Esther, jugadora del Atlético.

Con un gran olfato goleador, Esther es de esas jugadoras que tienen buena visión de juego, encontrando siempre el lugar perfecto en el área contraria para encarar la portería. Pero, su éxito no es puntual. La andaluza ha sido una habitual en el último tramo de la competición como sustituta primero de Ludmila y luego de Jenni Hermoso y, con sus goles, ha hecho que la afición rojiblanca no eche de menos a ninguna de estas dos jugadoras.

Por méritos propios, la delantera ha logrado hacerse un sitio en el once de José Luis Sánchez Vera. El técnico del Atleti tiene en ella una suplente de garantías. Y es que de los últimos once encuentros ha dejado nueve dianas. Esta cifra que pone a la jugadora de Huéscar en el foco de las miradas a poco más de un mes del Mundial de Francia, que se disputará del 7 de junio al 7 de julio. Antes, tendrá la final de Copa en su tierra, en Granada, donde volverá a medirse a la Real Sociedad para buscar el ansiado doblete. La delantera llega en plena forma, con la ilusión de seguir creciendo. Motivación y mimbres no le faltan.