Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

FROSINONE 0 - NÁPOLES 2

Mertens alcanza a Maradona en el partido ante el Frosinone

Dries Mertens celebra uno de sus goles al Frosinone.

REUTERS

El belga marcó el 0-1 y ya tiene los mismos goles (81) que el Pelusa en la Serie A. Younes firmó el segundo, Callejón remató al poste dos veces y Fabián golpeó el larguero.

El Nápoles volvió a ganar en el estadio de un Frosinone ya casi condenado al descenso y refuerza su segundo puesto, dejando el Inter a 8 puntos. Había demasiada diferencia técnica entre los dos conjuntos: los de Baroni hicieron lo que pudieron, pero crearon poco peligro y los sureños, en cambio, cada vez que aceleraban llegaban fácilmente a la portería de Sportiello.

Mertens abrió la lata en el minuto 19’ y alcanzó al mismísmo Maradona con 81 goles marcados de azzurro en la Serie A: lo hizo con un preciso lanzamiento de falta, de los que le gustaban al Pelusa. Los de Ancelotti, que en la víspera anunció su intención de quedarse en Nápoles con ilusión a pesar de alguna critica por su primera temporada, a partir de allí tuvieron las riendas del partido sin despeinarse.

El 0-2 llegó en el comienzo de la segunda parte con una bonita combinación estilo Ajax entre dos ex del equipo holandés como Milik y Younes. El gol, con un derechazo raso, fue del alemán, que ha marcado tres en los ochos partidos que ha jugado desde el regreso de su lesión en el tobillo.

Los partenopei pudieron alargar varias veces su ventaja, pero la mala suerte se ensañó con sus españoles: Fabián golpeó el larguero y Callejón el poste dos veces. El motrileño ha rematado al palo en seis ocasiones en este campeonato (solo Immobile lo hizo más, siete) y no pudo celebrar con un tanto su histórico partido 300 con el Nápoles, del que volvió a ser capitán por la ausencia de Insigne.

Ancelotti le concedió los últimos seis minutos a Raúl Albiol, que regresó al verde después de tres meses y su operación en la rodilla izquierda: una buena noticia para los azzurri, que llega con un triunfo balsámico tras una semana de polémicas debidas a la eliminación con el Arsenal y la derrota con el Atalanta. El Frosinone, por su parte, ya tiene un pie en la Serie B: imposible salvarse ganando un solo partido en casa en toda la temporada.