Competición
  • LaLiga 1,2,3
  • Fórmula 1
  • Copa del Rey
  • Serie A
  • Liga Turca
  • NBA
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Chilena
  • Giro de Italia
  • Mundial Sub 20
  • ATP Lyon
  • ATP Ginebra
  • WTA Núremberg
  • WTA Estrasburgo
  • Copa de la Superliga Argentina
Copa del Rey
Serie A
Liga Turca
Konyaspor Konyaspor KON

-

Akhisar Belediyespor Akhisar Belediyespor AKI

-

NBA
Portland Trail Blazers POR

-

Golden State Warriors GSW

-

Campeonato Brasileño Serie A
ATP Lyon
felix_auger_aliassime Felix Auger Aliassime AUG
-
benoit_paire Benoit Paire PAI
-
ATP Ginebra
alexander_zverev Alexander Zverev ZVE
-
nicolas_jarry Nicolás Jarry JAR
-
WTA Núremberg
yulia_putintseva Yulia Putintseva PUT
-
tamara_zidansek Tamara Zidansek ZID
-
WTA Estrasburgo
caroline_garcia Caroline Garcia GAR
-
dayana_yastremska Dayana Yastremska YAS
-
Copa de la Superliga Argentina

SEVILLA 5 - RAYO 0

El Sevilla despeña al Rayo

La goleada del Sevilla (Promes, Munir 2, Ben Yedder, Bryan Gil) le permite seguir aspirando a la Champions y condenan a los vallecanos, colistas y rotos.

Sólo un milagro permitió que un Rayo hecho papelillos y con muy mal color llegase con vida al minuto 55 en el Sánchez Pizjuán. Fue entonces cuando Promes (55') y Munir (57' y 62') le hicieron añicos en una ráfaga de apenas ocho minutos en las que salieron a la luz todas las carencias que ya había enseñado en la primera parte. Entonces, sólo alguna parada de Alberto y el desacierto de Sarabia, Navas, Mudo, Munir y hasta Ben Yedder evitaron lo inevitable. El Rayo, cuyo dibujo no resultó y que dejó enormes espacios a la espalda de su defensa, especialmente por donde entraba Munir, demostró estar en liquidación. Su problema a día de hoy no parece siquiera los siete puntos que le separan de la salvación sino la sensación de ser un equipo absolutamente roto sin capital humano y convicción en lo que hace. Resulta duro ver esa descomposición en estos equipos cuando el desenlace fatal es inevitable y lo único que queda es destrucción.

Como era previsible, el partido no tuvo dificultad alguna para el Sevilla más allá de que cayera el 1-0. Caparrós puso mucho fútbol en el campo con Sarabia, Roque, Mudo y Banega en el medio. Y para este tramo final se ha encontrado a Munir. Desaparecido André Silva, el millón de euros que pagó el Sevilla al Barça por él en enero se ha demostrado un acierto. Jugador con calidad y criterio, que tiene el juego en la cabeza, también es un maestro en la definición. El 2-0, la pausa para acomodarse en la definición y el golpeo, hablan de un futbolista que puede dar alegrías en Nervión.

Caparrós utilizó la última media hora para oxigenar al equipo con vistas a la final del domingo en Girona, donde le espera otro moribundo pero esta vez en casa. Descansaron Mudo Vázquez, Munir y Jesús Navas, que con 4-0 se iba al sprint del campo a sus 33 años. Su imagen, exuberante, contrastaba con la tristeza de un Rayo que empieza a hacerse a la idea de que le espera un trago amarguísimo, el peor posible para un profesional de Primera. La guinda del partido la puso Bryan Gil, 18 años, la última perla de esa maravillosa fábrica de jugadores que está en la Carretera de Utrera. Su engaño con el tobillo izquierdo ilusiona. Lo del Rayo, asusta.


Caparrós: "La constancia nos dio los tres puntos"

Caparrós estaba exultante en zona mixta y su análisis del partido así lo confirmaba: "Hemos hecho un partido completo, que lo fuimos madurando. En la primera parte tuvimos muchas ocasiones y supimos confiar para seguir haciendo lo mismo. Muy contento por los futbolistas y por nuestra afición".

En cuanto a las ocasiones falladas en la primera mitad, el utrerano no se mostró preocupado por las mismas: "Lo importante es hacer ocasiones y generar porque al final las metemos, porque tenemos jugadores de calidad. Ahora a recuperar a los jugadores para nuestra próxima final".

Por contra, el entrenador quiso destacar la actitud con la que saltó su equipo al césped: "Sabíamos que el rival se jugaba mucho, que ha cambiado para ponernos jugadores muy rápidos, pero los hemos contrarrestado. La constancia hizo que lográramos los tres puntos. Queda mucho y ahora a pelear los 12 puntos que quedan, porque esto va a estar abierto hasta el final".

Jémez: "La salvación está más difícil, pero no imposible"

Paco Jémez, técnico del Rayo Vallecano, admitió tras perder por 5-0 frente al Sevilla que "la salvación está más difícil, pero no imposible", al quedarse su equipo a siete puntos de la permanencia cuando sólo quedan doce por jugarse, lo que dijo que les "obliga a ganar los cuatro partidos que quedan".

"Tenemos que ir a todos los campos a arriesgar, a ganar, no nos vale otra cosa, porque la situación nuestra es la que es, ni más ni menos", afirmó en la sala de prensa del Ramón Sánchez Pizjuán.

El entrenador rayista lamentó que, tras mantener a cero su portería en la primera parte, encajaran el 1-0 en el inicio de la segunda, pues a partir de ahí su equipo quiso "hacer muchas cosas en ataque y empezó también a descuidarse atrás, y ante un equipo tan bueno como el Sevilla eso se puede pagar".

En este sentido, destacó la paradoja de que en la primera parte jugaron con tres centrales y no encajaron ningún tanto, "y paradójicamente en la segunda, con cuatro atrás, fue cuando llegaron los goles", y consideró que a su equipo "también le han pesado hoy todos los resultados de ayer" de sus rivales directos.

"La jornada no fue buena, casi todos ganaron, salvo el Celta, que empató. Esto también nos ha pesado porque ves que cada vez las diferencias son más grandes y, aparte de la dificultad del partido con el Sevilla, también afecta", recalcó Jémez.

Aún así, aseguró que quiere "ver a la gente entregada, comprometida y trabajando", como dijo que ha pasado en el Sánchez Pizjuán a pesar del resultado, y aseveró que van "a competir hasta el final, pase lo que pase".

Según Jémez, si el Rayo hubiera llegado a Sevilla "en otras circunstancias", sin la "necesidad imperiosa de tener que arriesgar para ganar", "seguramente no se hubiera dado" este resultado de 5-0, pero matizó que, "una vez que encajas el primer gol, tienes que ir arriba porque sólo nos valía ganar".

"En esta situación, me da igual perder por uno o por cuatro goles, porque quiero tener la opción de ganar, y ésta va a ser la tónica hasta el final", afirmó el técnico cordobés.

0 Comentarios

Normas Mostrar