EIBAR

El Eibar tendrá que puntuar para respirar tranquilo

Eibar

Javier Navarro

DIARIO AS

El conjunto armero, que ya se veía salvado, podría vivir un final de temporada más duro de lo esperado después de encadenar cuatro partidos sin ganar.

Cuatro son las jornadas que restan a la Liga Santander. Cuatro encuentros para que, un año más, queden determinadas las plazas de la salvación y el descenso. Con 40 puntos en su haber tras el empate ante la Real en Anoeta, la SD Eibar comenzó a respirar tranquila. El descenso quedaba a 8 puntos a falta de 6 jornadas y los equipos de atrás continuaban sin sumar lo suficiente para complicar las cosas.

En definitiva, parecía que la continuidad en primera estaba asegurada. Sin embargo, los últimos resultados en liga de los equipos en la pelea por la continuidad en la máxima categoría del fútbol español han hecho que la zona baja de la tabla se apriete, y una salvación que parecía estar ya en la mano del equipo dirigido por Mendilibar se aleje un poco.

Sin duda, los armeros continúan siendo, de lejos, el equipo que mejor lo tiene para salvarse pero deberán puntuar cuanto antes para olvidarse de un posible susto en la jornada 38. Sin embargo, los 4 enfrentamientos que restan a los guipuzcoanos se antojan durísimos teniendo en cuenta el nivel del equipo en la última jornada. El Valencia, Betis, Villarreal y el F.C. Barcelona serán los rivales del Eibar antes de las vacaciones. 4 equipos que llegan en un nivel altísimo y que han generado inquietud entre la afición.

Calculadora en mano

El Girona, que ocupa la primera de las plazas por el descenso, se encuentra a tan solo 6 puntos, aunque con el golaveraje perdido. Los catalanes deberían sacar 7 puntos (2 victorias y un empate) en las jornadas que restan para poder alcanzar al Eibar. Todo ello, siempre y cuando el conjunto armero se quedase en los 40 puntos que ya tiene en su haber.

Por ello, la labor de motivación de José Luis Mendilibar se antoja más necesaria que nunca. El equipo no puede bajar los brazos y una victoria en Valencia podría poner punto y final a una temporada brillante (en casa al menos) que nadie quiere que se vea empañada en estos 4 últimos partidos.