BRASIL

Marcos Paulo, el joven talento carioca que juega con Portugal

El delantero de Fluminense es un habitual en las convocatorias de las categorías inferiores en Portugal, aunque también cuenta con la nacionalidad brasileña.

El delantero de Fluminense es un habitual en las convocatorias de las categorías inferiores en Portugal, aunque también cuenta con la nacionalidad brasileña.

Marcos Paulo comienza a asomar como un futbolista de enormes condiciones en Fluminense y en las categorías inferiores de Portugal, donde comienza a ser habitual y destacado a base de goles, como hace unos días cuando anotó dos goles en Oporto en un torneo internacional que se llevó la selección lusa ante Dinamarca. Acumula experiencia a pasos agigantados y 2019 puede ser el año en el que se dé a conocer.

También ha sido internacional con Brasil, en categoría Sub-17 y Sub-18, y en pocos meses deberá decidirse por uno de los países, un momento nada sencillo para él. Además, está por ver en qué posición se asienta a nivel profesional. Su lugar principal es el delantero centro pero también ha disputado partidos en la mediapunta, en una posición a veces cercana a la medular para sacar a relucir sus buenas condiciones técnicas y su físico privilegiado, con su 185 centímetros de estatura. Su potencia en la carrera también le permite aparecer por los costados.

En el conjunto carioca empezó a sumar minutos, aún pocos, en el torneo estadual y también en Copa do Brasil. Ya sabe lo que es vivir un clásico ante Vasco da Gama y ha sido habitual en el banco de suplentes a lo largo del año. Su versatilidad le puede ser muy útil a la hora de ganarse un lugar. 

El 1 de febrero cumplió la mayoría de edad y es de esperar que aún reparta minutos entre el plantel principal y el Sub-20, donde podrá medirse a jugadores de nivel a nivel estatal y nacional. Fluminense participa en tres competiciones y oportunidades por parte de Fernando Diniz llegarán. No obstante, la competencia es muy alta en la delantera con jugadores como Luciano, Yuri González, Evandro o Pedro, la otra gran promesa del equipo.