Competición
  • Clasificación Eurocopa

M. UNITED 0 - M. CITY 2

Bernardo Silva y Sané dan el derbi de Manchester al City

Bernardo Silva y Sané dan el derbi de Manchester al City

OLI SCARFF

AFP

Sus goles dejan al Manchester City con dos puntos de ventaja sobre el Liverpool a falta de tres jornadas. A los de Guardiola les falta medirse a Leicester, Burnley y Brighton.

Bernardo Silva lo llevaba avisando durante toda la temporada; sin estridencias, sin personalismos, sin ego. Todo por y para el equipo. Y ha tenido que ser en Old Trafford, en el partido más importante que le quedaba al City en lo que resta de temporada, con permiso de la final de la FA Cup ante el Watford, donde ha resumido un año brillante en una gran actuación. Su gol y el de Sané dejan al Manchester City con dos puntos de ventaja sobre el Liverpool a falta de tres jornadas en las que los de Pep se medirán a Leicester y Burnley, que no se juegan nada, y a Brighton, que sí que pelea por no descender.

El partido se definió desde el primer momento por una gran intensidad y demasiadas pulsaciones en los jugadores, acompasadas con las de una ciudad que ha convertido este derbi en uno de los partidos más atractivos de la Premier League. A pesar de la igualdad de fuerzas inicial, los minutos fueron pasando y las costuras de los Red Devils fueron viéndose cada vez más, un roto en el que estaba hurgando un Bernardo Silva que está siendo uno de los mejores jugadores de la temporada desde el minuto 1. Suyo fue el gol, justo antes de la hora de partido, con un disparo raso al palo corto de De Gea, y suya fue gran parte de la culpa de la superioridad de los suyos.

El United también tuvo sus oportunidades, como una que falló inexplicablemente Lingard a puerta vacía (lleva sin marcar desde diciembre), pero la falta de puntería del equipo es algo que se viene viendo desde hace varias jornadas. Tan solo dos disparos a puerta y dos goles de penalti en sus tres anteriores encuentros, hablaban de un conjunto que ha perdido el colmillo que tuvo en un primer momento con Solskjaer. Los del noruego se desbandaron, intentando crear un caos que fue más propio que del rival y, tras un maravilloso sprint de Sterling, Sané convirtió un disparo en el que De Gea seguramente pudo hacer mucho más si hubiese intentado despejar el balón con las manos en vez de hacerlo con los pies.

El resultado deja tocados a los Red Devils, que llevan dos victorias en sus últimos nueve partidos, pero no tanto gracias a que tanto sus rivales más directos están pinchando últimamente. El Chelsea lo hizo a principios de semana y hoy el Arsenal también ha caído por 3-1 ante el Wolves de Nuno, por lo que aún no está todo perdido. Este domingo se medirán a los Blues también en Old Trafford, en lo que se presenta como la enésima final para ellos y un examen a un Solskjaer que no ha dado resultados desde que le ofrecieron un contrato fijo.