Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A
Temas del día Más temas

INGLATERRA

Zaha acusa al Manchester United de intentar destruir su carrera

Zaha acusa al Manchester United de intentar destruir su carrera

TONY O'BRIEN

Action Images via Reuters

El jugador repasa su carrera y el 'moobing' al que fue sometido en 2013 en el Manchester United por su entrenador Davis Moyes. Ahora quiere dejar el Crystal Palace para dar el gran salto.

El centrocampista del Crystal Palace, Wilfried Zaha, se ha sincerado en una entrevista concedida a Daily Mail, donde relata los horrores vividos en el Manchester United con David Moyes, el entrenador que sustituyó en 2013 a Sir Alex Ferguson. Zaha, de 23 años, reconoce haber sufrido una especie de 'moobing' en el club, que le privó de su "gran oportunidad".

Un infierno, que recuerda seis años después, cuando ha decidido que es la hora de dar el gran salto que no pudo dar entonces en su carrera. Planea abandonar su actual club y también el que le formó, el Crystal Palace, para fichar por un club con el que pueda jugar la Champions, su gran meta. 

"El Manchester United trató de destruirme y de destruir mi carrera". Con esta frase tan rotunda Zaha inicia un relato en el que explica lo que pasó aquel año. Fue el todavía manager del club, Sir Alex Ferguson, quien firmó al jugador nacido en Costa de Marfil, pero afincado en Inglaterra desde niño, pero con su sucesor, David Moyes, todo cambió, quien en privado llegó a reconocer: "No es mi tipo de jugador". 

" Cuando no se trataba de fútbol o de habilidad, ¿qué podía hacer entonces?"

Wilfried Zaha

El jugador, de 26 años, reconoce que lo intentó todo por ganarse el puesto y agradar a Moyes, pero que éste le despreciaba por su forma de vestir e, incluso, por el coche en el que se desplazaba. Cuenta que también fue víctima de rumores que apuntaban a que se acostaba con la hija de Moyes y dice sentirse decepcionado porque el club nunca salió a acallar esos rumores. También que su ausencia se debía a una falta de actitud. 

"Cuando me sacó del equipo de la Liga de Campeones y puso a Adnan Januzaj, que nunca había jugado para el primer equipo, supe que aquello era mucho más grave de lo que pensaba y que había ido mucho más allá de las razones futbolísticas. Cuando no se trataba de fútbol o de habilidad, ¿qué podía hacer entonces?", explica un Zaha todavía herido. 

Zaha fue el jugador destacado del Manchester United en la pretemporada 2013-14 con Moyes ya de entrenador, pero reconoce que, inexplicablemente, fue borrado del equipo hasta finales de octubre tras jugar y ganar la final de la Community Shield ante el Wigan. En enero de 2014 fue cedido al Cardiff City. "En Cardiff ya era una sombra de mí mismo", reconoce con amargura. 

Ese mismo año regresó al Crystal Palace, su actual club. Pero reconoce que es ahora cuando ha llegado el momento de dar el salto y fichar por un club donde pueda jugar la Champions, su gran sueño: "Se me pone la carne de gallina al ver a esas multitudes, esos estadios increíbles. Cuando veo a esos jugadores pienso en qué haría yo en esa situación. Siento que ahora puedo llegar a ese objetivo, con la confianza que tengo y la confianza en mi capacidad. Debería estar allí y me lo estoy perdiendo. No quiero verlo desde casa".

"Mi familia y yo venimos de la nada y el fútbol salvó realmente nuestras vidas"

Wilfried Zaha

Superada su mala etapa en el Manchester United, de la que sólo ha quedado un mal recuerdo, Zaha ahora quiere brillar con luz propia. Sus modelos son jugadores como Ronaldo y Neymar: "Yo quiero ser ese tipo de jugador que, cuando llega el momento, en un gran escenario, ellos actúan y destacan. Quiero estar compitiendo al nivel más alto, donde existe la oportunidad de ganar trofeos. Ahí es donde me imagino". 

Un pasado muy humilde es el motor que realmente mueve la ambición de Zaha para luchar por lo conseguir sus objetivos: "El fútbol cambió mi vida y la de mi familia. Incluso cuando firmé por Crystal Palace, cuando tenía ocho años, todavía no tenía nada. Mi papá me llevaba a entrenar en coches que se rompían todo el tiempo. Teníamos que bajarnos y empujarlos. Luego llegó la etapa en la que tenía que tomar el autobús solo. No podía permitirme comprar botas, así que me las prestaban mis amigos. El fútbol, en cierto modo, salvó realmente nuestras vidas. Venimos de la nada. He pasado por mucho para llegar a donde estoy ahora. Mi historia no se detiene aquí. Soy demasiado ambicioso".