Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Estrella Roja RED

-

Zalgiris ZAL

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

Olympiacos OLY

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Anadolu Efes IST

-

ATLÉTICO DE MADRID

Oblak se queda en el cuarto escalón de cláusulas del Atlético

Oblak, en el entrenamiento del Atlético.

JESUS ALVAREZ ORIHUELA

DIARIO AS

El esloveno ha renovado hasta 2023 y en su nuevo contrato la rescisión ha quedado fijada en 120 millones. Poco para gran parte de la afición y por debajo de varios compañeros.

La afición del Atlético se ha llevado una alegría este miércoles: Oblak ha renovado hasta 2023. Su relevancia en el equipo se ha visto premiada con una mejora de contrato y su cláusula de rescisión ha subido de 100 a 120 millones de euros. Para gran parte de la afición, insuficiente viendo las cantidades que se mueven en el mercado. Y dentro de la plantilla, tampoco se pone en la cima: se queda en el cuarto escalón, pues hay compañeros con 200, 190 y 150 millones.

Diego Costa y Griezmann, 200; pero el ‘7’ bajará

Con lo que costó su contratación (no sólo económicamente), el Atlético quiso blindar a Diego Costa y le fijó una cláusula de rescisión de 200 millones de euros. Una muestra de que el delantero llegaba al equipo con estatus de estrella y de jugador referencia, el mismo que poseía antes de irse en 2014. Esa cifra redonda fue la que alcanzó el francés cuando renovó su contrato el pasado mes de junio, justo antes del Mundial. Su cláusula de 100 millones se duplicó... pero con retorno: a partir de junio volverá a bajar hasta los 120M€. Como decíamos del primer al cuarto escalón.

Lemar, 190 millones

El francés es el fichaje más caro de la historia del Atlético. Sólo con ese dato ya se entiende que deba tener una de las cláusulas de rescisión más elevadas de la plantilla. Cuando firmó su contrato hasta 2023, se fijó su salida en 190 millones de euros. Aunque su cotización no haya crecido en su primer curso de rojiblanco, sigue siendo un jugador válido y con mucha proyección.

Koke, Saúl y Vitolo, 150 millones

Lo de Vitolo fue similar a lo de Costa. Fue un fichaje complicado, que no se consiguió a la primera ni mucho menos. Sobre la bocina y con una maniobra exprés, el Atlético lo fichó ejecutando la cláusula de rescisión de su contrato con el Sevilla. Con el Atleti, esa cláusula es de 150M€. En ese mismo segundo escalón están Koke y Saúl después de sus últimas renovaciones. En 2017, uno y otro pasaron por las oficinas para firmar sus nuevos contratos con esa cláusula. No obstante, desde Inglaterra han apuntado que los dos equipos de Manchester estarían echando cuentas para pagar la de Saúl y llevárselo.

Oblak, al podio con Giménez y, pronto, Griezmann

Oblak tenía una cláusula de 100 y ahora será de 120 millones. Es la misma que tiene ahora Giménez. Dos jugadores muy cotizados y a quienes quieren varios grandes de Europa. No obstante, ambos son dos de las bases del próximo proyecto atlético. El portero porque ha dado un nivel elevadísimo y el central porque, ante la más que probable salida de Godín y la ya confirmada de Lucas, deberá asumir más galones en la defensa. Imprescindibles.

Thomas, Rodrigo, Correa…

Por debajo quedan ya el resto, con jugadores muy importantes para el bloque y para el proyecto del Cholo. Correa, que prolongó su contrato a principio de temporada hasta 2024, ha colocado su salida en algo más de 100 millones. Entre los que suenan baratos está Rodrigo. Fichado el pasado verano, firmó una cláusula de rescisión de 70 millones que ahora parecen una ganga y por eso el Manchester City está al acecho. A final de temporada el club y el jugador podrían sentarse para hablar de una subida. Tras su última renovación, hace algo más de un año, la cláusula de Thomas se fijó en 50 millones, con contrato hasta 2023.