Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

BARCELONA

Murillo y Boateng: el día de los desaparecidos en Huesca

Murillo y Boateng: el día de los desaparecidos en Huesca

Rodolfo Molina

DIARIO AS

El colombiano no ha jugado todavía en LaLiga con el Barça y el alemán, que apenas participó 60 minutos contra el Valladolid, intentará justificar una cesión que se ha confirmado extraña.

Los dos 'remiendos' del Barça en Navidad, Jeison Murillo y Kevin Prince Boateng, desaparecidos casi desde su llegada, darán señales de vida este sábado en El Alcoraz. A falta de que el técnico lo confirme en la tarde de este viernes, la política de rotaciones de Valverde debe convertirlos en titulares en Huesca. Piqué y Suárez están sancionados y colombiano y alemán (Umtiti ocupará la plaza de Lenglet) son los señalados para suplirles.

A falta de un par de meses para que se den por concluidas su cesiones, ya puede decirse que Murillo y Boateng han tenido un rendimiento discreto. Los dos llegaron en circunstancias muy concretas. El préstamo del defensa, procedente del Valencia, se produjo en una situación límite: el Barça no sabía cuándo volvería a tener sano a Umtiti y Vermaelen se había lesionado con Bélgica. La posibilidad de incorporar a Todibo todavía no parecía real. Piqué y Lenglet eran los únicos defensas sanos y cualquier urgencia podía derrumbar la defensa con media temporada por delante. Murillo, por quien el Barça pagó 1,2 millones de euros y se guardó una opción de compra de 25, sólo ha jugado la eliminatoria ante el Levante. Vio tarjeta amarilla en los dos partidos. Mal en la ida, donde jugó al lado de Chumi y naufragaron en la primera parte, su rendimiento en la vuelta fue correcto, sin más. Pero ya no ha tenido más oportunidades. En Huesca jugará después de tres meses en blanco.

Boateng fue la respuesta al caso Munir. La cúpula técnica del club le dijo al delantero de El Escorial que no jugaría más tras negarse a renovar. Después del acuerdo con el Sevilla, Valverde necesitaba un suplente para dar minutos de descanso (?) a Luis Suárez. Después de manejar opciones como Carlos Vela, el club azulgrana se decidió por Boateng, que llegó a préstamo procedente del Sassuolo soñando con marcar un gol en el Clásico. No tuvo uno sino tres porque Barça y Madrid también se enfrentaron en la Copa. Pero él no tuvo oportunidad de jugarlos. Después de un debut exprés en Copa en Sevilla (llegar, entrenarse, viajar y jugar), sólo ha jugado contra el Valladolid en Liga. Su rendimiento también fue discreto. Boateng no ha sido un jugador problemático estos meses pero tampoco ha hecho mucho por rebelarse contra su situación de suplente. Vive cómodo y relajado pero este sábado le tocará dar la cara. Será el día de los desaparecidos en Huesca.

Todibo, la otra gran atracción

El defensa francés de 19 años que adelantó a enero su llegada, prevista para junio cuando terminaba su cesión con el Toulouse, también tiene una inesperada oportunidad de jugar sus primeros minutos oficiales con el Barça. Fichado como uno de los centrales con más futuro del panorama europeo, Todibo debutó en la Supercopa de Catalunya como mediocentro. La ausencia de Sergio Busquets para el partido de Huesca, prácticamente cantada, podría darle la oportunidad de jugar al francés, que ya viajó a Manchester con el resto de la plantilla pese a no estar inscrito en Champions. Para LaLiga, sin embargo, Todibo sí tiene dorsal, el '6'. Su primera convocatoria oficial puede ser cuestión de horas.