Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

BETIS - SEVILLA

Jenni Morilla: "Ojalá pueda jugar alguna vez en el Pizjuán"

Jenni Morilla, jugadora del Sevilla.

DIARIO AS

DIARIO AS

La jugadora del Sevilla habló con As en la previa al derbi histórico ante el Betis en el Villamarín. "Estamos deseando que llegue el sábado y pisar el campo", destaca.

Jennifer Morilla Bejarano (30 años), más conocida como Jenni Morilla, analizó en una entrevista con As la previa del derbi sevillano en el Benito Villamarín. Jugadora de calle, tal y como ella se define, la delantera del Sevilla cuenta cómo fueron sus inicios en el mundo del fútbol. Fiel a la blanquirroja, rechazó irse cuando el equipo bajó a Segunda y no paró hasta que lo devolvió a Primera. Esto le ha convertido en una de las jugadoras más mediáticas y querida por la hinchada sevillista. Este sábado buscará volver a marcar en un derbi, tal y como lo hizo en la derrota por 2-3 de la ida y sueña con poder debutar algún día en templo blanquirrojo.

¿Cómo fueron sus inicios como futbolista?

Fueron un poco a la carrera. A mí siempre me ha gustado mucho el fútbol, desde que era pequeña. Pero, empecé a jugar con 15 años porque en mi pueblo no había equipo femenino y a mi madre tampoco le hacia mucha gracia que jugara. Siempre me he criado en la calle, con el fútbol de calle. Con esa edad empecé a jugar en un club de Mairena en Segunda y se me dio bastante bien. Tan bien se me dio que ese mismo año ni lo terminé, porque me fichó un equipo de Primera y hasta el día de hoy. Fue rápido.

Rápido y duro, ¿no?

Fue muy duro, sí. Porque mi madre me apuntó a baloncesto, tenis, atletismo... pero realmente lo que me gustaba era el fútbol. Yo recuerdo que mi vecino jugaba en el Coria, el pueblo de donde soy, y yo iba a verlo entrenar. De vez en cuando su entrenador me dejaba que entrara a jugar en los entrenamientos. Era el momento más impresionante. Me creía que estaba jugando en el mejor estadio del mundo y estaba jugando en uno del albero de mi pueblo.

Del albero a jugar en Primera y años después vivir un ascenso con el Sevilla, ¿cómo fue aquello?

Muy bonito. Nunca había tenido la suerte de vivir algo así, porque siempre había jugado en Primera y nunca había jugado una fase de ascenso. Es una experiencia muy bonita. El año que bajamos me llegaron ofertas de otros equipos y yo las rechacé porque quería devolver al equipo a Primera y hasta que no lo hiciera no me iba a mover de aquí. Fue muy emocionante y cada vez que veo el vídeo que nos hicieron del ascenso se me saltan las lagrimas. Fue un año inolvidable.

¿Cómo se vive el auge y crecimiento dl fútbol femenino desde dentro?

La diferencia desde cuando yo empecé a ahora es abismal. Yo antes decía que jugaba a fútbol en Primera y la gente ni sabía que había una liga femenina. A día de hoy es todo lo contrario. Me paran por la calle, me conocen y todo el mundo sabe lo que es la Liga Iberdrola.

¿Compaginas el fútbol con estudios y trabajo?

Sí. Trabajo y estudio. Trabajo en una empresa de animación de un amigo que me permite compaginar los entrenamientos y partidos con el trabajo. Y, además, estudio Educación Infantil y Trabajo Social y, ahora, estoy haciendo también una especialidad en violencia de género.

¿Crees que tendrías mejor rendimiento si no tuvieras que compaginar el fútbol con el trabajo y los estudios?

Sí. Porque hay veces que salgo de casa a las 7:00 y llegaba a casa a las 21:00 porque voy enlazando una cosa con otra. Y, obviamente, el poder dedicarte plenamente al fútbol hace que el rendimiento se multiplique.

Llega el derbi y en el Villamarín...

Un derbi ya es especial de por sí. Si encima es un escenario como el Benito Villamarín, lo es mucho más. Estamos deseando que llegue el sábado y pisar el campo.

Pero, a vosotras os gustaría más en el Sánchez Pizjuán, ¿no?

(Risas) Como sevillista que soy, ojalá y pueda jugar alguna vez en el Sánchez Pizjuán. Sería un sueño cumplido.

¿Qué tal ha estado el ambiente esta semana?

Es un partido más. Hay más ruido por fuera, pero por dentro es un partido más. Yo no estoy nerviosa. Me lo tomo como algo bonito. Son 90 minutos, al igual que otro partido cualquiera, y son tres puntos que nos hacen falta por la situación en la que estamos.

¿Con qué sensaciones llega el equipo al derbi?

Tras el último partido, las sensaciones con las que llegamos son muy buenas. Ganamos ante un rival directo y ahora dependemos de nosotras. El equipo está en muy buenas condiciones para ganar el partido.

En el último partido, además, marcó un doblete. Llega muy enchufada al derbi...

En este final de temporada me estoy encontrando bastante bien y tengo muchas ganas de mojar el sábado y ojalá sea un doblete.

Ya sabe lo que es marcar en el derbi, ¿cómo vivió aquel gol?

Ese gol no sirvió de mucho así que no me alegré mucho. Cuando metes hay sensación de euforia, pero luego no me fui muy contenta porque perdimos 2-3. Esperemos que ahora sí que podemos ganar

Imagino que también llegan con ganas de quitarse la espinita y ganar un derbi.

A ver si es posible que podamos ganar. También sería algo muy positivo para el equipo porque necesitamos mucho los tres puntos.

Llegan en un momento muy complicado. ¿Tienen mucha presión?

Tenemos que ganar sí o sí y sacar lo máximo en los cuatro partidos que nos quedan porque, aunque dependamos de nosotras, también vienen rivales muy fuertes y van a ser partidos complicados. Yo estoy harta de mirar la clasificación y también les quedan partidos difíciles a nuestros rivales directos.

Desde la llegada de Cristian Toro, su rendimiento ha mejorado mucho. ¿Qué tal con él?

Sí. Para mí su llegada ha sido muy positiva. Mis números desde que llegó Cristian son mejores. Me está dando mucha confianza y minutos. Eso se nota porque puedes demostrar muchas cosas.

Han adelantado el partido que tienen ante el Barcelona por las semifinales de Champions. ¿Qué opinan?

Nosotras estamos un poco ajenas a eso. No creo que pase nada por jugar miércoles y domingo. Hay menos tiempo, pero tampoco creo que sea excusa para crear polémica.

¿Qué mensaje le manda a la afición de cara al derbi?

Como tenemos la mejor afición del mundo, espero que vayan a apoyarnos y que aunque sean pocos, se les escuche. Porque eso nos va a ayudar a dar ese último empujón en la temporada.

¿Tiene algún reto personal?

Salvar al equipo y que se quede en Primera el máximo de tiempo posible.

¿Tiene algún o alguna referente en el fútbol?

En el femenino, Vicky Losada, y en el masculino, Zinedine Zidane.

¿Cómo han recibido en el vestuario la noticia de Joaquín Caparrós?

Se comentaba antes de que el lo anunciara y todos nos hemos quedado cabizbajos, pero cuando le escuché hablar a él sobre el tema me tranquilicé un poco más. Es un guerrero y un campeón nato y seguro que le va bien.

¿Reciben mucho apoyo desde el club?

Sí. Pepe Castro siempre está con nosotras y siempre que puede venir a vernos, lo hace, al igual que Caparrós. Los dos han venido alguna vez a hablar con nosotras en el vestuario y se nota que nos apoyan y nos siguen.