VILLARREAL

Fariña, Valera y Serrano, los casos que han enfadado a Roig

Barcelona, Atlético y Athletic se llevaron este verano las perlas de la cantera amarilla, El Villarreal ha roto relaciones institucionales con estos clubes por estas circunstancias.

0
Fernando Roig, con el cuerpo técnico.
ANGEL SANCHEZ

Fernando Roig lleva tiempo enfadado e indignado con tres de los grandes equipos de LaLiga, como son Barcelona, Atlético de Madrid y Athletic Club. Un enfado que les ha llevado a no tener relaciones fluidas entre clubes, y a tener un claro enfrentamiento. Y todo ello viene de este verano, en el que el Villarreal vio como se le llevaban tres de sus jóvenes valores de cantera, como eran: Bryan Fariña, Germán Valera y Nico Serrano.

En primer caso es el de Bryan Fariña, un joven centrocampista en edad infantil que fue captado por el Barcelona este verano, siendo una de las promesas más destacadas de la escuela amarilla. El segundo caso es el de Germán Valera, que justo antes de cumplir los 16 años fue fichado por el Atlético de Madrid, lo que significó un duro golpe para el club, que contaba con este extremo desequilibrante. Mientras que el tercer caso es el de Nico Serrano, que fue captado de la misma forma por el Athletic Club, que convenció al jugador este verano.

Estas maniobras han hecho que el club y sobre todo el presidente Fernando Roig hayan explotado, argumentando que es una maniobra que se salta un acuerdo que siempre ha existido y que siempre se ha respetado. Por esta situación, el Villarreal no tiene relación institucional con estas entidades, por lo que no se llevan a cabo las comidas oficiales.

Roig explicó ayer en Movistar Partidazo que “cada año nos roban jugadores los grandes equipos, Tenemos la mejor cantera de España, por eso vienen los equipos a robarnos jugadores de 15 años, justo antes de llegar a profesional”. Y cuestionado por los nombres de estos clubes, el mandatario aseguraba que “Barcelona, Athletic Club y Atlético de Madrid, uno cada uno”, aseguraba el presidente.

La postura del Villarreal es que ellos no fichan jugadores con contrato, ya que aunque hasta los 16 años no se les puede dar el alta en la seguridad social, lo que activaría las cláusulas de rescisión, si que se puede tener un contrato privado con el futbolista. El Villarreal denuncia que estos clubes convencen a estos jugadores para que rescindan estos contratos antes de cumplir los 16, con lo que su salida es libre, y no deja opción al club de poder reaccionar o blindar a un joven, por el que has venido apostando en lo deportivo y lo económico.